Irán asegura que está comprometido a salvar el acuerdo nuclear

Teherán, 23 nov (EFE).- El ministro de Exteriores iraní, Hosein Amir Abdolahian, aseguró este miércoles que su país esta comprometido para salvar el pacto nuclear de 2015 a través de la diplomacia, horas después de que los países europeos condenaran al ampliación de su programa nuclear.

“Al contrario que la posición no constructiva del E3 (Alemania, el Reino Unido y Francia) y EEUU, la República Islámica de Irán está comprometida a revivir las negociaciones de JCPOA (acuerdo nuclear)”, dijo Abdolahian en una rueda de prensa.

El jefe de la diplomacia iraní afirmó que Teherán y Washington “intercambian mensajes” en estos momentos acerca del pacto nuclear que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones.

“No estamos de acuerdo con los estadounidenses en tres cuestiones” que se están negociando a través de Europa, indicó el ministro.

Las tres cuestiones tienen que ver con una investigación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) acerca de trazas nucleares en tres instalaciones sin declarar, garantías económicas y el levantamiento de las sanciones.

“El texto final del JCPOA tiene que incluir esos asuntos”, remarcó Abdolahian.

Las declaraciones del ministro se producen horas después de que el OIEA confirmase que el país persa ha acelerado su programa de enriquecimiento de uranio al empezar a producir ese combustible, de doble uso civil y militar, a una pureza del 60 % también en la central de Fordow.

Ese nuevo salto en el programa atómico iraní ha sido confirmado por Rafael Grossi, el director general del OIEA, en un informe que señala que Irán anunció el pasado sábado que comenzará con ese proceso usando centrifugadoras de última generación.

El informe de Grossi señala, asimismo, que Teherán planea ampliar la capacidad de enriquecimiento en Natanz, otra instalación nuclear donde desde abril del año pasado se está produciendo uranio al 60 %.

Ese nivel está aún por debajo, pero a apenas un salto técnico, del 90 % preciso para alimentar una bomba atómica.

A su vez, los gobiernos de Alemania, Francia y el Reino Unido condenaron hoy en un comunicado conjunto las recientes medidas iraníes, que, subrayaron, carecen de "justificación civil creíble".

Calificaron de "especialmente preocupante" la decisión de Irán de ampliar la producción de uranio altamente enriquecido en la instalación subterránea de Fordow.

Irán negocia desde hace meses con Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China y, de forma indirecta, con Estados Unidos la restauración del pacto de 2015, que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones y que abandonó en 2018 el entonces presidente estadounidense, el republicano Donald Trump.

La Unión Europea presentó en agosto un texto definitivo para revivir el acuerdo, pero Irán ha puesto como condición que el OIEA cierre la investigación sobre la existencia de trazas de uranio no declaradas, que abren la duda sobre una posible naturaleza militar del plan atómico iraní.

(c) Agencia EFE