IQS precisa 1,5 millones de euros para probar su vacuna anticovid en humanos

·2 min de lectura

Barcelona, 1 jun (EFE).- La vacuna contra la covid-19 del Instituto Químico de Sarrià (IQS), de Barcelona, avanza hacia la fase preclínica, pero precisa de una inversión de 1,5 millones de euros para conseguir llegar a la fase de prueba en humanos.

Este proyecto, denominado CoviNanoVax, destaca por ser una vacuna de mRNA basada en nanopartículas poliméricas como vectores de la vacuna, lo que permite prevenir la infección del SARS-CoV-2.

Las mRNA (ARN mensajero) son un nuevo tipo de vacunas que protegen contra las enfermedades infecciosas y enseñan a las células a producir una proteína, o una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro del organismo.

El director general de IQS y líder del proyecto, el doctor Salvador Borrós, y la doctora Cristina Fornaguera, del departamento de Bioingeniería de IQS, han dado a conocer que ya están en la fase preclínica en un acto virtual organizado por la Fundación Empresas IQS y AIQS Alumni, según ha informado este martes el centro educativo en un comunicado.

"El proyecto está muy enfocado hacia la tecnología usada en la síntesis del mRNA y aprovecha todo su potencial como plataforma. Tan solo cambiando la secuencia del mRNA encapsulado la vacuna se puede adaptar a nuevas variantes del SARS-CoV-2", se asegura en la nota.

Borrós ha precisado que su objetivo es desarrollar la próxima generación de vacuna, no sólo para la covid-19, sino también para otras aplicaciones, como la inmunocología.

No obstante, para avanzar a la fase de ensayo clínico, en la que la vacuna se prueba en humanos, es necesaria una inversión de 1,5 millones de euros.

Por ello, el IQS está negociando con diferentes compañías "para establecer un acuerdo de partenariado, por el que se pueda financiar ésta y las siguientes etapas" de la investigación.

Este proyecto recibió en abril del pasado 2020 una financiación de 193.000 euros en la convocatoria de proyectos e investigaciones sobre el SARS-CoV-2 y la covid-19 promovida por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Instituto de Salud Carlos III, para diseñar el prototipo de vacuna y tener la prueba de concepto hasta los estudios en fase preclínica no regulatoria.

Actualmente, el proyecto ha avanzado hasta esa fase preclínica no regulatoria, por lo que ha sido probada en modelos murinos (una subfamilia de roedores).

Los investigadores estiman que el procedimiento de síntesis de lotes grandes de nanopartículas finalizará en septiembre y la previsión es que la fase preclínica culmine en marzo de 2022.

(c) Agencia EFE