"Para inyectar una droga necesitan entre 5 y 10 segundos", el mensaje de calma de un policía sobre los pinchazos

·2 min de lectura
Una discoteca de Ibiza, abarrotada este verano (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Una discoteca de Ibiza, abarrotada este verano (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Una discoteca de Ibiza, abarrotada este verano (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La macabra sucesión de pinchazos a mujeres en locales de ocio y discotecas por toda España en las últimas fechas ha disparado las alertas. La narración de los hechos es casi idéntica en las decenas de casos que ya se conocen: una joven siente un pinchazo en un brazo, u otro punto, busca ayuda inmediata y a los pocos minutos comienza a sentirse mareada.

Pese a que la situación inquieta a víctimas, a mujeres y a personal de esos locales, el portavoz del sindicato de Mossos d´Esquadra USPAC, Albert Palacio, ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad dentro del “temor” que se ha desatado, como ha explicado en Más Vale Tarde (laSexta).

El policía cree que estos pinchazos son “una moda idiota” de la que no se han hallado más consecuencias que las propias agresiones. “No se han encontrado jeringuillas en los cacheos que se hacen, no se han dado delitos asociados...” Sí se han encontrado, prosigue, “adolescentes con palillos en los bolsillos en Navarra”.

Palacio ha querido dejar claro que “para inocular cualquier droga necesitas entre 5 y 10 segundos de inyección”, explicando que no vale con un simple pinchazo. Ha puesto el ejemplo de la vacuna contra el coronavirus, que no es inmediata, sino que requiere unos segundos. “Es muy difícil que no notes un pinchazo en frío durante esos 10 segundos”.

Siguiendo el protocolo de las últimas semanas, pide que si alguien nota un pinchazo “esté siempre acompañado y/o busque a alguien de seguridad”. También ha dejado caer que en algunos casos esos mareos posteriores pueden tratarse de un “efecto placebo”.

Aunque descarta la teoría de la sumisión química en estos pinchazos, el Mosso sí mantiene la alerta sobre este tipo de intoxicaciones provocadas por sustancias como la escopolamina (burundanga), asociada tradicionalmente a la contaminación de bebidas en locales de noche. “No perdamos de vista y no dejemos ahora los vasos en la barra por los pinchazos”, ha apuntado pidiendo cautela.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente