Un invitado de Ana Rosa se queja de lo que le ha ocurrido en directo cuando ha hablado de Vox

·3 min de lectura

Ana Rosa Quintana ha entrevistado este jueves a Axel Sarraillé, un hombre que fue agredido hace unos días por su orientación sexual. El joven ha asegurado en su perfil de Twitter que la presentadora de Telecinco ha cortado la comunicación con él cuando ha empezado a hablar de Vox.

“Se nos ataca porque se nos lee que tenemos una cierta orientación sexual o una identidad de género concreta y considera el agresor que eso eso motivo suficiente para agredirnos”, ha explicado en la entrevista.

El joven ha señalado que cuando ocurren este tipo de agresiones se lanzan mensajes “no sólo de que el espacio público no es tuyo” también “a toda la sociedad”.

Quintana ha intervenido para decir que muchas mujeres llevan gas pimienta en el bolso “y les da miedo volver a casa de noche”: “Los delitos contra las mujeres, contra colectivos o contra el que piensa distinto, sea de la ideología que sea, esto no se pude dejar pasar”.

Sarraillé se ha quejado de que “se está culpabilizando a la víctima todo el tiempo” cuando se dice que estos ataques son contra personas “diferentes”: “No es que la gente sea distinta es que la sociedad es diversa y tenemos que aprender a vivir con ello por es una riqueza súper importante”.

A la pregunta de Ana Rosa de si hace falta educación, el joven lo tiene claro: “Por supuestísimo. Por eso es importante que se den charlas en centros educativos, que se forme a personal que trabaja de cara al público y tomemos consciencia de que estos problemas son estructurales y sistemáticos y existen”.

El agredido ha comentado que “hace unos años la noticia era que un homófobo agrede a una persona LGTBI y hace dos meses de que 13 personas asesinaban a un chico al grito de maricón”.

Para Axel “hay un cambio” y está “parapetado en que desde tribunas, desde asambleas, de diputados, se lanzan discursos”. “Yo no voy a establecer una relación directa entre que Rocío Monasterio diga la barrabasada de que hay que aprobar terapias de reconversión para personas LGTB para que vuelvan a ser heterosexuales si quieren porque eso ya roza lo criminal”, ha proseguido.

“No hay una relación directa entre eso y que haya un asesinato o le peguen un puñetazo a alguien, evidentemente, pero sí que sitúa el marco ideológico en el que esta antes gente tenía miedo de manifestar abiertamente que era homófoba y ahora sienten que hay otras personas que lo legitiman y, entonces, genera una retroalimentación”, ha proseguido.

Después de estas declaraciones ha intervenido Quintana, que ha afirmado: “Yo no sé, de verdad, me parece ahora que legitimar la homofobia en el Siglo XXI es una cosa realmente...”.

Ahí, el invitado ha querido volver a intervenir pero la presentadora ha dicho: “Axel, creo que se nos entrecorta la comunicación, muchísimas gracias por atendernos y, bueno, por un discurso sensato”.

Al acabar la entrevista, Axel se ha quejado en Twitter de la abrupta despedida que le ha dado Quintana cuando, según él mismo ha escrito, ha empezado hablar del partido de Santiago Abascal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En Instagram ha colgado la entrevista completa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente