Es el invierno más cálido que se conoce, culpa del Polo Norte

Brian K Sullivan
1 / 2

Es el invierno más cálido que se conoce, culpa del Polo Norte

(Bloomberg) -- Con solo unas semanas para que termine, el planeta se dirige al invierno más cálido jamás registrado debido a que una inusual conjunción de patrones climáticos en la cima del mundo se suma al impacto del cambio climático, que provoca una subida del mercurio.

Un obstinado sistema de bajas presiones extremas sobre el Polo Norte ha empujado la corriente en chorro hacia el norte, respaldándola contra los vientos rápidos que constantemente rodean la región polar. ¿El resultado? Una recia barrera que mantiene el frío en su lugar, perturbando los pronósticos del otoño para un invierno helado.

Ahora, con temperaturas de 3° centígrados más altas que la media del siglo XX en Estados Unidos, se espera que la singularidad del patrón provoque una ola de nuevas investigaciones sobre su causa. Si la tendencia continúa hasta el 29 de febrero, cuando termina el invierno para los meteorólogos, se establecerá un máximo mundial para la temporada en los registros de Estados Unidos que se remontan a hace 141 años.

“Lo que realmente destaca no es un punto cálido en concreto”, dijo Bob Henson, meteorólogo de Weather Underground, una compañía de IBM. “Sino la mera escala de la calidez”.

El mes pasado fue el enero más caluroso en Europa que se conoce, según el Servicio de Cambio Climático Copérnico, con temperaturas en superficie de 3,1°C más altas que la media. La estación fue 5°C más cálida en gran parte de Rusia, partes de Escandinavia y el este de Canadá, según los Centros Nacionales de Información Ambiental de Estados Unidos.

No debería haber sido así. A lo largo del otoño, parecía que el Ártico iba a liberar frío con normalidad. Tanto AccuWeather Inc. en Pensilvania como Maxar, un pronosticador comercial con sede en Maryland, anticiparon que el invierno de este año sería más frío que el anterior, sugiriendo que los costes de calefacción en Estados Unidos probablemente serían elevados.

“Pero sencillamente no fue así”, dijo Ryan Truchelut, presidente de Weather Tiger LLC en Tallahassee, Florida, que proporciona pronósticos para la industria agrícola. “Muchos métodos de pronóstico existentes no captaron esto”.

Si bien el sistema de presiones, denominado “oscilación ártica”, tiende a variar entre las bajas y altas presiones, fortaleciendo y debilitando los vientos polares circundantes, los meteorólogos dicen que rara vez es tan intenso y su retención dura tanto.

Es un misterio que resultará en una nueva investigación para determinar la causa y si está directamente relacionado con el cambio climático, dado el hecho de que ocurre en un momento en que los cuatro eneros más cálidos registrados han ocurrido en los últimos cuatro años. Lo bueno de este invierno es que ha permitido que el Ártico recupere parte de su hielo marino, que se ha reducido en los últimos inviernos.

“Todavía estamos en los primeros días de una era climática en evolución”, dijo Henson. “El clima seguirá cambiando bajo nuestros pies mientras tratamos de abrazarlo”.

Nota Original:It’s the Warmest Winter Ever and It’s the North Pole’s Fault

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Brian K Sullivan en Boston, bsullivan10@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Reg Gale, rgale5@bloomberg.net, Joseph Richter

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.