Investigan la "fuga" en moto de juguete de dos niños de una guardería de Almería

·2 min de lectura
Un niño con una moto de juguete en una imagen de archivo. (Photo: Miguel Pereira via Getty Images)
Un niño con una moto de juguete en una imagen de archivo. (Photo: Miguel Pereira via Getty Images)

Un niño con una moto de juguete en una imagen de archivo. (Photo: Miguel Pereira via Getty Images)

La Inspección Educativa de la Consejería de Educación y Familias de la Junta de Andalucía investiga la “fuga” el pasado Lunes Santo de dos niños de dos años que fueron encontrados en la calle tras supuestamente abandonar en sus motos de juguete una escuela infantil de Almería.

Fuentes del Gobierno andaluz han indicado a EFE que la Inspección está “investigando los hechos y se tomarán las medidas pertinentes”, después de que supuestamente los pequeños escapasen de su guardería por una puerta que había quedado abierta, recorriendo unos 300 metros, tal y como adelanta el periódico La Voz de Almería.

Según ha apuntado a EFE una de las madres de los niños, los menores habrían salido por una puerta abierta de la escuela infantil, recorriendo varias calles hasta ser avistados en un semáforo ubicado a la altura de un centro de entretenimiento infantil por una mujer, que los recogió y alertó a la Policía Nacional.

De acuerdo al relato de esta progenitora, los agentes entregaron a los menores a dos monitoras que llegaban en ese momento, remitiendo también las diligencias instruidas por estos presuntos hechos a la Fiscalía de Menores.

El personal no era el habitual

En cualquier caso, las fuentes diferentes consultadas por EFE apuntan que al tratarse de Semana Santa, el personal habitual de la escuela infantil no era el que prestaba el servicio durante el Lunes Santo, sino una subcontrata que realiza labores de atención y cuidado de los niños en periodos no lectivos y los viernes a partir de las 14:00.

La progenitora apunta que no sólo está en marcha la investigación de la Inspección Educativa, sino que también la directora ha solicitado un informe a esta empresa y que una “mayoría” de padres de los niños de la guardería han presentado un escrito para solicitar medidas e información.

“Es un hecho gravísimo. Una cosa que no se puede volver a repetir. No basta con decir que gracias a Dios no ha pasado nada”, asegura esta madre, quien reitera que el problema no es de la escuela infantil, de su directora o profesoras habituales, sino de esta “subcontrata de la Junta que (...) no asume responsabilidades y no ve una negligencia por parte de las monitoras”.

Por ello, reclama “seguridad” para los menores y afirma que la “mayoría de padres” no quieren “a esa empresa a cargo” de sus hijos, apuntando que no descarta denunciar lo ocurrido por la vía judicial cuando llegue el momento.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente