Investigan en España declaraciones antisemitas en un acto filonazi

·2 min de lectura
Una vista general del cementerio de La Almudena tomada el 24 de marzo de 2020 en Madrid

La fiscalía de Madrid anunció este martes que investiga un acto filonazi celebrado en la capital el sábado, en el que se profirieron frases antisemitas como "el judío es el culpable".

Unas 300 personas se concentraron en el madrileño cementerio de La Almudena, donde según las imágenes difundidas en redes sociales, hubo cabezas rapadas haciendo repetidamente el saludo nazi.

El acto, en el que también participó un sacerdote católico, era un homenaje a la División Azul, militares españoles enviados por la dictadura franquista para apoyar a los nazis en el frente oriental durante la Segunda Guerra Mundial. En el cementerio de La Almudena hay un monolito de homenaje a los caídos de esa división, ante el que se depositaron flores.

En el acto, una chica joven vestida de azul profirió frases virulentamente antisemitas, como "el enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío".

"El judío es el culpable", añadió esta chica que, imitando la retórica de los años 1930, calificó el comunismo de "invención judía destinada a enfrentar a los obreros".

En un comunicado recibido por AFP, la fiscalía provincial de Madrid anunció haber abierto "diligencias de investigación penal para recabar información sobre las proclamas antisemitas", que podrían constituir "un delito relativo al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas".

"Consideramos inadmisible que manifestaciones antisemitas tan graves queden impunes", declaró Isaac Benzaquén, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, precisando que los hechos fueron denunciados ante la justicia.

A la condena se sumó la embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon, quien tuiteó que las proclamas escuchadas "son repugnantes y no pueden tener cabida en una sociedad democrática".

Igualmente se pronunció el American Jewish Committee (AJC), que urgió al gobierno español a "censurar a estos grupos que ponen en peligro la democracia".

Según fuentes de la comunidad, los judíos son en la actualidad unos 40.000 en España, de donde fueron expulsados en 1492 por los Reyes Católicos, Fernando e Isabel. Sus descendientes, desperdigados por todo el mundo tras la expulsión, se conocen como sefardíes.

avl/mg/mb