Investigan si Alberto Luceño está detrás del supuesto San Chin Choon que envía correos al juez

Luceño y San Chin Choon, en sendas imágenes de archivo. (Photo: EFE)
Luceño y San Chin Choon, en sendas imágenes de archivo. (Photo: EFE)

Luceño y San Chin Choon, en sendas imágenes de archivo. (Photo: EFE)

La Fiscalía Anticorrupción y el magistrado Adolfo Carretero, encargado del caso mascarillas, están investigando si el comisionista Alberto Luceño está detrás de los correos electrónicos enviados al juzgado por el supuesto empresario de Malasia San Chin Choon. Según ha publicado El País este martes, se trata de los emails remitidos para respaldar la versión de Luceño y su socio, Luis Medina.

La investigación parte de una petición del ministerio fiscal, después de identificar varias irregularidades en uno de los correos electrónicos. “Presenta varias incorrecciones gramaticales que evidencian que ha sido redactado por alguien que, no solo no habla correctamente inglés, sino que tiene el español como lengua materna”, se recoge en el sumario al que ha tenido acceso el citado diario.

Tal y como recoge El País, el juez abrió una pieza separada declarada como secreta, y ordenó un registro en la empresa (Takamaka Invest S. L.) y el domicilio de Luceño, el pasado 22 de este mes. Los agentes se llevaron tres cajas de cartón llenas de efectos informáticos y dos bolsas de plásticos con documentación impresa. También un archivador con las leyendas de “máscaras KN95″, “test antígenos” y “guantes nitrilo”.

Las fuerzas de seguridad también se incautaron de “portaplacas negro con placa de agente de la Autoridad Centro Nacional de Inteligencia”, así como “seis hojas con impresiones de imágenes” del “CNI, DSN (Departamento de Seguridad Nacional), Ministerio de Defensa y Cuerpo Nacional de Policial”.

Las sombras sobre los correos del supuesto San Chin Choon

Según El País, la Fiscalía Anticorrupción concluyó que uno de los correos del supuesto empresario asiático contiene “muchos aspectos” que “hacen sospechar de su autenticidad”. De la misma forma, el ministerio fiscal determinó que “está redactado en inglés y Luceño manifestó en su declaración que San Chin Choon no habla inglés”.

Entre las incorrecciones gramaticales antes mencionadas, el ministerio fiscal apunta a que en el email “aparece el término ‘indenfension’, que no existe en la lengua inglesa (el término correcto podría ser ‘defencelessness’ o ‘’defenselessness’, pero nunca ‘indenfension’ o ni siquiera ‘indefension’, que sería una burda adaptación del término castellano ‘indefensión’”.

Otra de las cuestiones que provoca desconfianza en la Fiscalía es que “en la respuesta a la pregunta sobre si conoce a Luceño y Medina, dice ‘To Mr. Alberto Luceño yes, to Mr. Medina no’, que vuelve a ser una burda transcripción de la respuesta que se daría en castellano”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR