Investigadores hospitalarios piden la exención de la tasa de reposición

·3 min de lectura

Valencia, 13 ene (EFE).- La Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH) ha reclamado la exención de la tasa de reposición en el sector público por ser "completamente insuficiente" para incorporar de forma indefinida a todo el personal necesario para mantener en funcionamiento las líneas de investigación actuales.

La entidad, según afirma en un comunicado remitido por un vocal de la junta directiva, ha recibido con optimismo el acuerdo para la reforma laboral, que va a ayudar a reducir la precariedad en la investigación pública al eliminar los contratos temporales para proyectos de investigación.

La utilización exagerada de este tipo de contratos creaba de facto una situación de excepcionalidad por la que el personal de investigación podía encadenar contratos temporales durante años o décadas, en permanente inestabilidad laboral, asegura.

La alternativa para las entidades públicas es celebrar contratos indefinidos para incorporar al personal de investigación, algo que ya es posible legalmente, también para proyectos y líneas de investigación, según la Ley de la Ciencia, modificada por el Real Decreto Ley 3/2019 de Medidas Urgentes en el Ámbito de la Ciencia.

Sin embargo, alerta de que la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022 sigue manteniendo la prohibición de hacer contratos indefinidos en todo el sector público (administraciones, fundaciones, consorcios y empresas públicas), excepto por la tasa de reposición.

Una tasa de reposición que es "completamente insuficiente" para incorporar de forma indefinida a todo el personal de investigación que se necesita para mantener en funcionamiento las líneas de investigación actuales.

De hecho, en muchas entidades de reciente constitución como las Fundaciones de Investigación Biomédica (FIB), que son los organismos que contratan a la inmensa mayoría del personal de investigación hospitalario, esta tasa es nula, ya que no tienen apenas bajas. Por ello se ha acumulado una temporalidad superior al 80 % en este sector.

ANIH y otras entidades piden desde hace años que se elimine la prohibición de hacer contratos indefinidos en investigación en las sucesivas leyes de Presupuestos Generales del Estado, o al menos que se haga una exención de la tasa de reposición para la investigación pública, que necesita "seguir incorporando talento y dejar de empeorar las condiciones laborales" del personal que la lleva a cabo, en particular en mitad de una pandemia en la que los recursos de investigación hospitalaria son esenciales.

Ahora mismo consideran urgente esta medida para no colapsar la investigación pública dejando a medias muchas líneas de investigación, y señalan que han constatado que la mayoría de las FIB han introducido una moratoria en la celebración de contratos a la espera de que se clarifique la situación.

Debido a esa moratoria se ha bloqueado la contratación e incorporación al puesto de trabajo de docenas de investigadores que han recibido subvenciones públicas para la ejecución de proyectos.

Aunque la reforma laboral incluye un plazo de adaptación de tres meses durante los que aún se pueden celebrar contratos temporales de hasta seis meses de duración, es insuficiente para mantener muchas de las investigaciones en marcha, así como las perspectivas de carrera investigadora de investigadores y personal técnico.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente