Investigaciones sobre pedofilia en la Iglesia en otros países

·4 min de lectura

Francia descubre este martes las conclusiones de una comisión de investigación lanzada en 2018 sobre los abusos sexuales a menores en su Iglesia desde 1950. Antes, otros países ya habían realizado esfuerzos similares para poner luz a esta cuestión.

- Australia -

Después de varios escándalos, una comisión creada por el gobierno investigó entre 2013 y 2017 en el seno de la Iglesia y otras instituciones en contacto con menores como clubes deportivos, escuelas privados u orfanatos.

Sus conclusiones establecieron que la mayoría de agresiones (58%) se produjeron en instituciones religiosas.

Entre 1950 y 2010, un 7% de curas fueron acusados de haber cometido actos pedófilos. Y entre 1980 y 2015, se denunciaron a las autoridades eclesiásticas 4.444 casos de abusos.

Los testigos de víctimas fueron retransmitidos en directo por televisión y conmocionaron al país.

La comisión interrogó también al cardenal George Pell, que había sido muy próximo al papa Francisco. En 2019 fue condenado y encarcelado por violación y agresión sexual a dos adolescentes en los años 1990, aunque fue absuelto en 2020 en beneficio de la duda.

- Alemania -

El pasado 4 de junio, uno de los cardenales más influyentes de Alemania, el arzobispo de Múnich Reinhard Marx, presentó su dimisión al pontífice al reconocer el "fracaso" de la iglesia católica en la "catástrofe de abusos sexuales" del país, especialmente en la importante diócesis de Colonia.

Francisco rechazó su renuncia que, sin embargo, evidenció la magnitud de este problema en la Iglesia alemana.

Un contundente informe publicado en marzo desveló que cientos de menores habían sufrido violencias sexuales en la diócesis de Colonia entre 1975 y 2018, y que numerosos responsables religiosos habían callado.

En 2018, un consorcio de investigadores universitarios financiado por la Iglesia, pero sin acceso a sus archivos, indicó que 3.677 menores de 13 años habían sido víctimas de abusos en Alemania entre 1946 y 2014 por parte de 1.670 religiosos que, en su mayoría, no fueron condenados.

La Iglesia alemana pidió disculpas en 2018 y multiplicó en la última década las iniciativas para luchar contra estas conductas, como designar un responsable de "prevención", crear una línea telefónica para víctimas o asumir los costes de terapia.

Pero no hubo avances en una petición clave de las víctimas: colaborar completamente con la justicia para que los culpables sean juzgados y las víctimas compensadas. Ahora, la Iglesia la indemniza caso a caso, sin ninguna transparencia.

- Estados Unidos -

En 2002, el diario Boston Globe desveló abusos sexuales a gran escala en la diócesis de Boston y los esfuerzos de sus responsables para esconderlos. El escándalo, recogido en la película "Spotlight", tuvo enorme impacto.

En la vorágine, la Conferencia Nacional de Obispos estadounidenses adoptó la Carta de Dallas, que instaura una serie de medidas de protección.

En 2004, una comisión decretó nuevas medidas como notificar los casos a la policía o suspender a los curas incriminados y, en 2019, la conferencia de obispos volvió a reforzar el procedimiento.

Según abogados especializados, más de 11.000 denuncias fueron presentadas en este país contra obispos pedófilos. Las diócesis desembolsaron cientos de millones de dólares en acuerdos de indemnización.

Asociaciones de víctimas consideran que, con estos pactos, la Iglesia sigue evadiendo la justicia.

Varios estados federales lanzaron procedimientos para poner luz a décadas de agresiones.

En agosto de 2018, una reveló que al menos mil niños fueron abusados por más de 300 obispos en el estado de Pensilvania (noreste), lo que forzó la dimisión del antiguo arzobispo Donald Wuerl, que habría intentado encubrir estos casos.

El influyente cardenal Theodore McCarrick, exarzobispo de Washington DC, fue expulsado de la Iglesia tras ser acusado de agredir sexualmente a un adolescente en los años 1970.

Numerosos diócesis abrieron sus archivos, destapando que cientos de clérigos fueron sospechosos de abusar de menores en las últimas décadas.

- Irlanda -

En 2009, tras nueve años de investigaciones en instituciones vinculadas a la Iglesia, una comisión dirigida por el juez Sean Ryan denunció una violencia sexual, física y psicológica generalizada contra menores desde los años 1930.

Otra comisión, a cargo de la jueza Yvonne Murphy, investigó durante tres años la diócesis de Dublín y reveló también en 2019 que las autoridades eclesiásticas encubrieron violencia sexual contra menores durante más de tres décadas.

Numerosos obispos irlandeses dimitieron y antiguos curas fueron encarcelados.

El gobierno estableció un dispositivo público de compensación financiera para las víctimas al que acudieron más de 14.500 personas.

chp-mat-jj-kp/pa/bpi/am/dbh/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente