Dos investigaciones sobre nanorobots y envejecimiento, premios Banco Sabadell

·3 min de lectura

Barcelona, 22 jun (EFE).- La doctora en Bioquímica y Biología molecular María Mittlebrunn y el doctor en Química Samuel Sánchez son los ganadores de los XVII Premios a la Investigación de la Fundación Banco Sabadell en las categorías de Biomedicina y Ciencias e Ingeniería, respectivamente, por sendos estudios sobre envejecimiento y nanorobots.

Los premios, dotados con 50.000 euros cada uno, son unos de los galardones científicos más importantes concedidos en España y se entregarán el próximo 5 de julio en Barcelona.

En ambos casos, las investigaciones, en las que están implicados varios equipos internacionales de estudiantes de doctorado y posdoctorado, tienen como fin mejorar la vida humana, con trabajos de estudio para prevenir el envejecimiento y sus repercusiones de salud y para mejorar la intervención contra enfermedades como el cáncer, entre otras aplicaciones.

Mittlebrunn, de la Universidad Autónoma de Madrid-Centro de Biología Severo Ochoa (CSIC-UAM), ha sido reconocida por sus trabajos sobre "Inmunometabolismo e inflamación", mientras que Sánchez, profesor de ICREA y jefe de grupo en el Instituto de Biotecnología de Cataluña, ha sido galardonado por sus "investigaciones interdisciplinares de fronteras".

El jurado del premio a la investigación biomédica, presidido por el doctor Oscar Marín, ha apuntado la importancia de la investigación de Mittlebrunn sobre el papel clave del sistema inmunológico en el control del envejecimiento de órganos y tejidos.

En concreto, por demostrar un envejecimiento anticipado en todo el organismo causado por una alteración en la inmunidad celular.

Mittlebrunn investiga los mecanismos moleculares por los cuáles las células inmunes envejecidas contribuyen a la inflamación crónica y enfermedades relacionadas con la edad, así como la importancia del metabolismo vascular en el desarrollo de aneurismas aórticos.

La doctora en bioquímica ha explicado a un grupo de periodistas que siempre empieza sus clases preguntando "¿cuál es la primera manifestación del envejecimiento en una persona?".

Y responde explicando qué es el "timo", el órgano linfoide primario y especializado del sistema inmunitario, cuyo "esplendor" empieza a apagarse apenas se traspasa la adolescencia.

¿Qué pasaría si pudiera evitarse esa degradación del timo? ¿podríamos tener un timo artificial que no 'envejeciera'? ¿qué consecuencias tendría para no desarrollar enfermedades autoinmunes? Son algunas de las preguntas que la investigación intenta descifrar.

De hecho, datos recientes del laboratorio sugieren que el metabolismo vascular puede tener también relevancia en enfermedades neurodegenerativas de origen autoinmune, como la esclerosis múltiple.

Por otro lado, el premio de Ciencias y Ingeniería, organizado en colaboración con el Barcelona Institute of Science and Technology y que ha recaído en Samuel Sánchez, tiene el objetivo de reconocer la trayectoria de jóvenes investigadores que destacan en campos como las matemáticas, la química, la física o la ingeniería.

El jurado de esta VI edición, que preside el profesor Andreu Mas-Colell, ha destacado que Sánchez es líder en el área de nanorobots, un tema innovador con impacto desde la ciencia básica hasta sus aplicaciones.

"Su trabajo es excelente y, referente en el campo que abarca, desde aspectos fundamentales de la química hasta las aplicaciones, tanto en el campo biomédico como en el medioambiental", han apuntado.

Samuel Sánchez, doctor en Química por la Universidad Autónoma de Barcelona, es profesor ICREA, jefe de grupo y subdirector en el Instituto de Bioingeniería de Cataluña, Barcelona, y profesor honorario en HIT en Harbin, China y profesor adjunto en POSTECH, Corea del Sur.

Previamente, trabajó en el Max Planck y el Leibniz en Alemania y en Japón, el lugar donde decidió empezar a investigar con nanorobos.

Ha recibido numerosos premios por su trabajo pionero en ese campo de la ingeniería, así como algunos de los proyectos más competitivos a nivel nacional y europeo, como cuatro ERC Grants, incluyendo la Consolidator Grant que tiene en la actualidad.

La dificultad, ha explicado, es hacer moverse a esas pequeñas partículas y hacer que las encimas se unan a ellas y juntas puedan llegar a lugares del organismos difíciles en tratamientos como el cáncer de vejiga, entre otros.

"Estamos hablando de un nanorobot cien veces más pequeño que un cabello humano", ha señalado el investigador.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente