Investigan el extraño caso de los estudiantes que se volvieron azules

·2 min de lectura

Se sintieron mal, con náuseas, y algunos de ellos incluso vieron como sus extremidades cambiaban de color poniéndose de un tono azulado. Es lo que ha ocurrido a comienzos de esta semana en el campus de una universidad alemana, donde la policía ha creado un equipo específico para resolver lo que creen se trata de un caso de envenenamiento. Según publica The Guardian, los investigadores han descartado que pueda ser un suceso accidental y buscan al responsable.

Siete personas se han visto afectadas por lo que los investigadores consideran un caso claro de envenenamiento. (Foto: ARMANDO BABANI/AFP via Getty Images)
Siete personas se han visto afectadas por lo que los investigadores consideran un caso claro de envenenamiento. (Foto: ARMANDO BABANI/AFP via Getty Images)

Al menos siete personas, entre estudiantes y personal del centro educativo, se han visto afectadas por estos síntomas tras haber ingerido bebidas y alimentos en las instalaciones de Universidad Técnica de Darmstadt, en Alemania. Los alimentos identificados como contaminados habría sido tomados tanto en la cocina como en una máquina de bebidas situada en el Instituto de Ciencia de Materiales.

Uno de los enfermos se encuentra en estado grave aunque los médicos lograron estabilizarlo la noche del pasado lunes. La Policía ha pedido tanto a los estudiantes como a los trabajadores de la Universidad que se abstengan de consumir bebidas y alimentos que no hayan llevado ellos mismos o que no hayan tenido en todo momento bajo control. 

También han comentado que es relativamente sencillo detectar la contaminación ya que la sustancia usada desprende un olor acre fácil de identificar. A todo aquel que presente síntomas como los mencionados o cualquier otro le instan a que acuda al médico para evaluar su situación.

La Policía ha creado un equipo de 40 detectives bajo el nombre de Licht que trabaja sin descanso para encontrar cuanto antes al culpable. La principal hipótesis que se baraja es la del envenenamiento y creen que alguien pudo contaminar con una sustancia que ya han identificado distintos productos alimenticios durante el fin de semana. Concretamente, se tratará de botellas de leche y agua de libre acceso. “Las investigaciones se realizan a gran velocidad y la policía está haciendo todo lo posible para identificar al culpable”, señalan las autoridades. 

Un investigador que ha pedido mantener su identidad en el anonimato ha asegurado al diario alemán Bild que se ha descartado que se trate de un envenenamiento accidental, como recoge a su vez The Guardian. Sobre la sustancia, que no ha trascendido cuál es, el fiscal Robert Hartmann ha comentado que ha sido identificada y que “puede ser dañina para la salud e incluso mortal”.

Por su parte, la rectora de la Universidad, Tanja Brühl, ha lamentado lo ocurrido: “Estamos consternados por el aparente crimen que se ha cometido en nuestra universidad”.

EN VÍDEO | Los científicos crean un camaleón robot que puede cambiar de color al instante

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente