Investigación sobre el asalto al Capitolio: Donald Trump puso a su vicepresidente bajo presión

·3 min de lectura

Durante la tercera jornada de comparecencias de la comisión parlamentaria encargada de la investigación del asalto al Capitolio, este jueves, los cargos electos mostraron cómo Donald Trump habría intentado, en vano, forzar a su vicepresidente Mike Pence a no certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.

Tuits inflamatorios, una llamada amenazante, un discurso incendiario... La Comisión de Investigación sobre el asalto al Capitolio detalló este jueves 16 de junio, durante una comparecencia, las numerosas presiones ejercidas por el expresidente Donald Trump sobre su vicepresidente Mike Pence para tratar de impedir que certificara la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales del 6 de enero de 2021.

"Al presidente se le ha dicho repetidamente que el vicepresidente no puede cambiar el resultado de las elecciones. Pero aun así presionó públicamente a Mike Pence para que hiciera precisamente eso", dijo el funcionario electo demócrata Pete Aguilar en una declaración detallada.

Después de casi un año de investigación, el grupo de funcionarios electos busca demostrar que el rechazo de Donald Trump a los resultados presidenciales de noviembre de 2020 no fue sólo una indulgencia de perdedor, sino un componente esencial de una estrategia bien pensada para conservar el poder. Esta estrategia se centró rápidamente en la ceremonia de certificación de los resultados electorales por parte del vicepresidente Mike Pence ante el Congreso el 6 de enero de 2021, en principio una mera formalidad.

Revolución

La Comisión de Investigación reveló el plan preciso elaborado por el abogado John Eastman para Donald Trump en diciembre de 2020, destinado a aprovechar las lagunas de la ley de recuento electoral y bloquear el acceso de Joe Biden a la Casa Blanca.

Presionado, Mike Pence recurrió entonces a varios expertos jurídicos que le aseguraron que no tenía margen de maniobra legal y que debía certificar la victoria de Joe Biden a toda costa.

"Creo que si el vicepresidente Pence hubiera obedecido las órdenes de su presidente (...), habría sumido a Estados Unidos en una revolución en medio de una crisis constitucional", advirtió el juez Michael Luttig con voz solemne ante el comité.

El grupo de elegidos también reveló un intercambio telefónico entre Donald Trump y su vicepresidente en la mañana del 6 de enero de 2021. "La conversación fue tensa", dijo Ivanka Trump, la hija del presidente, que estaba en el Despacho Oval en el momento de la llamada. Otros exasesores de Donald Trump denunciaron que el presidente dirigió varios insultos a Pence.

Una hora más tarde, el presidente estadounidense hizo un último intento de forzar la mano de su mano derecha presentándose ante una multitud de trumpistas reunidos en Washington bajo un frío glacial. "Mike Pence, espero que luches por el bien de nuestro país, de nuestra Constitución. Si no es así, voy a estar muy decepcionado", dijo el magnate republicano, con un tono serio.

"Ahorcar a Pence"

Minutos después, Mike Pence publicó una carta en la que dijo que no cedería a las presiones del presidente. Al mismo tiempo, los manifestantes proTrump comenzaron a agolparse en torno al Congreso, unas imágenes que dieron la vuelta al mundo. Entonces, la sesión de certificación se interrumpió bruscamente.

Mientras el vicepresidente y los congresistas eran retirados del hemiciclo, Donald Trump se molestó en Twitter porque Mike Pence "no tuvo el valor de hacer lo necesario para proteger al país". En la multitud que irrumpió en el Congreso, los trumpistas pidieron "ahorcar a Mike Pence".

El vicepresidente permaneció en el recinto del Capitolio durante todo el asalto, con los manifestantes, en ocasiones, a sólo "una docena de metros", dijo el jueves el comité.

Al cabo de unas horas, la calma volvió por fin a la capital estadounidense. Desde la Cámara de Representantes, el vicepresidente prometió entonces que "los que sembraron la semilla de la discordia" no habían "ganado" y certificó oficialmente la elección de Joe Biden.

Tras largos meses de silencio, Mike Pence evocó públicamente el horror del 6 de enero durante un discurso en Florida a mediados de febrero. "El presidente Trump dijo que tenía derecho a revertir la elección, pero el presidente Trump se equivoca", dijo, marcando su ruptura definitiva con el exmandatario, que aún mantiene lo contrario.

*Con AFP; adaptado de su versión original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente