Inversiones seguras diseñadas para cuando aprieta la inflación

·Colaboradora
·4 min de lectura

De la misma manera que una sequía revela tesoros ocultos en el fondo de lagos, pantanos y ríos, una inflación no vista en 40 años revela dos inversiones de interés en el Tesoro para pequeños inversores que normalmente pasan desapercibidas.

 una inflación no vista en 40 años revela dos inversiones de interés en el Tesoro para pequeños inversores que normalmente pasan desapercibidas (Foto:Getty)
una inflación no vista en 40 años revela dos inversiones de interés en el Tesoro para pequeños inversores que normalmente pasan desapercibidas (Foto:Getty)

La primera de ellas es I Savings Bonds, o directamente I Bonds y la segunda los Treasury Inflation Protected Securities o TIPS. Ambos tienen en varias cosas en común que son importantes: los dos están protegidos por el Estado y los ingresos a través de los intereses suben y bajan conforme a la inflación medida en el índice de precios al consumo o CPI.

También tienen sus diferencias.

El I Bond ha ganado en relevancia por su rentabilidad que está determinada por una tasa anual fija en el momento de la emisión y por la tasa de la inflación que se actualiza dos veces al año (mayo y noviembre) lo cual lo hace muy atractivo.

Otras inversiones están teniendo retornos por debajo de la inflación cuando no pérdidas en este año convulso para los inversores. En estos momentos, los bonos comprados entre mayo y el mes de octubre están ofreciendo un interés anualizado del 9.62% durante ese semestre. El cálculo de la inflación se hizo con la registrada entre octubre de 2021 y marzo de 2022 por lo que la actualización que se haga en octubre incluirá la fuerte subida de los precios en primavera.

Los intereses se suman al principal por lo que en la vida del bono, se irá incrementando la base de la ganancia de los intereses.

Eso sí, la inversión está restringida a ciudadanos estadounidenses, residentes y empleados civiles y a un máximo de $10,000 por persona. Se pueden añadir $5,000 más si esta última cantidad se recibe como devolución de impuestos. La inversión mínima es de $25.

Se puede regalar a un menor —un hijo o un ahijado, por ejemplo—, porque la titularidad del bono será de quien lo reciba no de quien lo compra. Los beneficios también, por lo que se considera un buen regalo que además pueden usarse como ayuda para los pagos de la educación.

Estos I Bonds ganan intereses durante 30 años pero no es obligatorio mantenerlo durante ese plazo. Se pueden vender al año de comprarlos aunque no es lo aconsejable. Tal y como están diseñados el mejor periodo para tenerlos es cinco años porque antes de este límite de tiempo se pierden los intereses de los tres últimos meses.

LEER TAMBIÉN:

Otro de los atractivos de estos bonos es que aunque hay que pagar impuestos federales por los intereses, anualmente o cuando se canjean, su fiscalidad acaba ahí. No hay más tributos que pagar, ni locales ni estatales.

Para comprar estos bonos hay que abrir una cuenta en la web del TreasuryDirect para lo que se necesita el número del seguro social y la información del banco. En el caso de que se regale esta inversión se necesita abrir una cuenta para el receptor de este dinero con su número de seguro social.

Para comprar TIPS también se puede usar esta cuenta y participar en la subasta de bonos con una inversión mínima de $100, pero estos activos —que también ofrecen protección frente a la inflación— se intermedian por lo que se pueden comprar via un fondo mutuo o ETF.

TIPS son más complicados que los I Bonos y el retorno de la inversión en ellos no siempre mejora la inflación aunque sí protege el dinero invertido de la depreciación que esta acarrea. Nunca se recibirá menos de lo que se invirtió

Con ellos y según sube la inflación no sube el rendimiento sino que se ajusta el precio, es decir, el principal para que este mantenga el valor en términos reales. Eso si, también se reduce con la deflación en caso de haberla y así lo registre el CPI. Los intereses se pagan sobre la cantidad aumentada en caso de que haya inflación.

Cuando el TIPS llega a su término el Tesoro paga la inversión ajustada a la variación de precios o el original, la cantidad que sea mayor.

Otros bonos del estado, con el interés fijo —más alto que los TIPS— pierden valor, en términos reales, al subir la inflación.

Además, los inversores en TIPS cobran intereses dos veces al año a un ratio que se ajusta al capital principal. Es decir que los intereses varían según suben o bajan los precios.

Estos bonos, cuya utilidad no es evidente cuando no hay inflación, tienen una fiscalidad similar a los I Bonos, solo pagan impuestos federales sobre el ingreso que se tiene por los intereses y el crecimiento del principal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué es la inflación y la deflación? Guía práctica del valor de tu dinero