Invasión de Ucrania | Bombardeos 'incesantes' sobre Donetsk mientras la población huye

·1 min de lectura

Toda la línea de frente de Donetsk está siendo sometida a un "bombardeo incesante" por parte de Rusia.

Según el gobernador de la región oriental, el fuego es continuo sobre las localidades de Bajmut, Sloviansk y Kramatorsk, con un balance de víctimas de al menos seis muertos y numerosos heridos en las últimas 24 horas.

Entretanto, cientos de civiles huyen cada día de Donetsk en trenes de evacuación. Aun así se calcula que siguen en la región unas 350 000 personas.

"He esperado demasiado tiempo, pero al final he decidido huir con mi hijo. Hay bombardeos con todas las armas imaginables. Hasta los niños conocen sus nombres", dice una mujer dentro de uno de los trenes de evacuación.

Más de seis millones de ucranianos son desplazados internos, según la ONU. A esto se suman más de cinco millones y medio de refugiados en otros países europeos.

Estados Unidos promete más ayuda militar

Estados Unidos ha prometido a Ucrania más ayuda militar, incluidos potentes lanzacohetes y obuses de precisión.

Según un alto funcionario del Pentágono, los nuevos 400 millones de dólares de ayuda militar estadounidense -que incluyen cuatro sistemas de lanzacohetes múltiples Himar y proyectiles de 155 mm- mejorarán la capacidad de Ucrania para atacar los depósitos de armas militares rusas y las cadenas de suministro.

Con los primeros ocho Himars entregados el mes pasado, los expertos militares estiman que el ejército ucraniano ha podido destruir más de una docena de depósitos de munición rusos detrás de la línea del frente en el este de Ucrania.

Washington ya ha proporcionado 6.900 millones de dólares en ayuda militar a Kiev desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente