Cuando las inundaciones convierten tu casa en una isla en mitad de la nada

·3 min de lectura

La provincia canadiense de Columbia Británica, en la costa del océano Pacífico del país norteamericano, ha sufrido graves inundaciones y deslizamientos de tierra debido a un inusual episodio de lluvias torrenciales. El temporal comenzó el pasado 13 de noviembre y ha dejado varias víctimas mortales y obligado a miles de personas a abandonar sus casas. Los daños también han sido importantes en numerosas carreteras e infraestructuras dificultando el abastecimiento de carburantes y de otros productos básicos.

Una imagen refleja la magnitud de la tragedia que se está viviendo en esta región del oeste de Canadá. En ella se ve una casa convertida en una isla desierta en mitad de la nada rodeada de agua por todas partes.

La casa de la ciudad de Chilliwack que se ha convertido en una isla tras las inundaciones en Columbia Británica. (Foto: Jesse Winter / Reuters).
La casa de la ciudad de Chilliwack que se ha convertido en una isla tras las inundaciones en Columbia Británica. (Foto: Jesse Winter / Reuters).

La vivienda se encuentra en el barrio de Yarrow, situado al sur de Chilliwack, una ciudad de unos 85.000 habitantes situada 100 kilómetros al este de Vancouver y que ha sido una de las más castigadas por las inundaciones. Muchos de sus residentes tuvieron que ser evacuados después de que se abriera una brecha en el dique del río Sumas, que pasa cerca de esta localidad.

Las inundaciones y los desplazamientos de tierra dejaron aislada a la ciudad portuaria de Vancouver del resto del país tanto por carretera como por tren.

El Gobierno declaró este 20 de noviembre el estado de emergencia, que estará vigente durante varios días, y desplegó a las Fuerzas Armadas para ayudar a las personas afectadas (casi 20.000 quedaron aisladas) y trabajar en la limpieza y reconstrucción.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

También se han restringido los desplazamientos para poder facilitar la llegada de suministros a los lugares que han quedado aislados.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha hablado de “inundaciones históricas y terribles”, mientras que el premier de Columbia Británica, John Horgan, responsabilizaba al “cambio climático causado por el hombre”.

Este temporal de lluvia extrema ha llegado apenas cuatro meses y medio después de que la provincia de Columbia Británica sufriera una histórica ola de calor con temperaturas que rozaron los 50 grados.

Aquel episodio de calor extremo dejó más de 500 muertos debido a la falta de preparación de las viviendas para resistir al temporal y provocó numerosos incendios forestales que calcinaron más de 200.000 hectáreas y destruyeron un poblado por completo.

El fuego y el humo invaden la ciudad de Lytton el pasado 30 de junio cuando Columbia Británica sufrió numerosos incendios debido a una ola de calor extremo. (Foto: JR Adams / Reuters).
El fuego y el humo invaden la ciudad de Lytton el pasado 30 de junio cuando Columbia Británica sufrió numerosos incendios debido a una ola de calor extremo. (Foto: JR Adams / Reuters).

En el caso de estas lluvias torrenciales, los meteorólogos responsabilizan a un inusual río atmosférico, una alargada banda de humedad que transporta agua y vapor de agua en forma de nubes proveniente de regiones tropicales hacia los polos.

EN VÍDEO | "Mi casa, Rocío, mi casa": el lamento desesperado de dos mujeres mientras una riada acaba con todo en Lepe

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente