Intervención policial en Barcelona durante la primera manifestación contra el toque de queda impuesto por el Gobierno

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a cuatro integrantes de un grupo de negacionistas de la COVID que protestaban contra las restricciones derivadas del estado de alarma decretado por el Gobierno.

Los hechos se han producido este domingo sobre las 20:30 horas, poco antes de que entrara en vigor el toque de queda, cuando decenas de personas han cortado el tráfico en la plaza de España de la capital catalana al grito de ¡libertad!, entre otras consignas contra las nuevas medidas, que prevén la restricción de la movilidad entre las diez de la noche y las seis de la mañana en Cataluña.

Ha sido en el momento en el que la policía autonómica catalana ha retirado al grupo de la calzada hacia la acera cuando se han producido los momentos de mayor tensión.

El hecho de que los agentes pidieran la documentación a varios de los manifestantes que no llevaran mascarilla ni guardaban la debida distancia de seguridad también ha provocado forcejeos entre unos y otros. Así se puede apreciar en los vídeos difundidos a través de las redes sociales.

En algunas de las imágenes se ve una línea de los Mossos d’Esquadra con las defensas en la mano avanzando hacia las personas que protestaban y les increpaban por la contundencia de la actuación.

En otras grabaciones, se aprecia a los uniformados practicando alguna de las cuatro detenciones, entre las cuales la de un menor de edad que también formaba parte del grupo de negacionistas.

A pesar de estos altercados durante la que ha sido la primera movilización ciudadana tras la aprobación del decreto del estado alarma, la noche ha transcurrido con total normalidad en la capital catalana durante el toque de queda.

Las autoridades catalanas han desplegado más de 1.000 agentes de los Mossos d’Esquadra por todo el territorio con el objetivo de informar a los ciudadanos durante las primeras horas del toque de queda.