Nueva trifulca: los insultos al portavoz de Podemos obligan a suspender la sesión en las Cortes de Castilla y León

·4 min de lectura
Nuevo momento de tensión en las Cortes de Castilla y León (Photo: HuffPost)
Nuevo momento de tensión en las Cortes de Castilla y León (Photo: HuffPost)

Nuevo momento de tensión en las Cortes de Castilla y León (Photo: HuffPost)

La sesión plenaria de las Cortes de Castilla y León ha sido suspendida durante 15 minutos ante el descontrol vivido por la bronca, reproches, insultos e interrupciones vividas en el hemiciclo, cuando se debatía una proposición de ley sobre la modificación del sistema de elección de los senadores autonómicos.

Poco antes de las dos de la tarde, cuando se debatía ya el último punto del orden del día, entre el murmullo existente, y justo después de que acabara de hablar el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Fernández, interrumpido por varios miembros del Gobierno y por el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, el vicepresidente de las Cortes, Francisco Vázquez (PP), ha consultado con el letrado mientras se le oía decir de fondo: “Estoy por suspender la sesión y la retomamos por la tarde. Que se jodan...”.

“Se suspende la sesión por 15 minutos”, ha dicho poco después Francisco Vázquez, quien tras cerrar el micrófono ha dicho en bajo: “A tomar por culo”.



En eso había desembocado el enfrentamiento vivido entre Pablo Fernández (UP), García-Gallardo (Vox) y el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz. Fernández ha cuestionado que el nuevo modelo de elección de senadores pudiera derivar en casos como el del vicepresidente, al cobrar “sin hacer nada”, que va a las Cortes a hablar “cuando le quitan el bozal” y se dedica a “insultar a la gente”.

Ante estas palabras, García-Gallardo le ha increpado desde su escaño, y Pablo Fernández le ha retado a que deje de hablar “por lo bajini” y aproveche que, como miembro del Gobierno, puede pedir la palabra para intervenir. “Tenga valentía y coraje”, le ha retado, convencido de que PP y Vox tratan de convertir las Cortes en su “cortijo” y en una “cochiquera”.

Desde su escaño, el portavoz del PP le ha dicho a Fernández que dejara ya la tribuna de oradores porque ya tenía hechos los “vídeos” para usarlos en las redes sociales, ante lo que el representante de Unidas Podemos ha replicado que él no necesita vídeos: “Tú no eres nadie para mandar”, ha apostillado.

“Deja de hacer el gilipollas”, se ha escuchado desde algún escaño del hemiciclo, lo que ha generado más tensión aún y ha acabado con la suspensión temporal.

Tras los quince minutos anunciados, ya con el presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), al frente tras ser relevado por Vázquez (PP) en el momento de la interrupción, la sesión se ha retomado con una apelación al “respeto” y al “orden”, en palabras del presidente del Legislativo.

Seguidamente, el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, ha pedido la palabra “por alusiones personales” y se ha quejado de los “insultos” y “ataques” que dirigen contra él y su partido el Grupo Mixto y el PSOE y ha defendido que tienen “derecho a existir” como partido.

Sin aludir a su enfrentamiento de ayer con Igea, a quien llamó “imbécil”, García-Gallardo ha dicho: “Venimos soportando como gobierno de coalición, como partido y yo como vicepresidente ataques ‘ad hominem’, provocaciones e insultos del Grupo Mixto y del PSOE que son completamente inaceptables y que me avergüenzan profundamente”.

“Volvamos a hacer de esto la casa de la palabra”, ha dicho el vicepresidente, quien ha pedido admitir los debates que plantea su partido sobre temas como la “ideología de género” y evitar convertir a las Cortes en “una pocilga”.

Después ha pedido la palabra Iga (Cs), para recordar que “sólo una persona ha insultado a un procurador y es el vicepresidente”, mientras que en un turno posterior, ya con los ánimos más calmados tras el parón, el procurador socialista Luis Briones ha retomado la discusión sobre las formas empleadas en la Cámara para pedir al presidente de las Cortes “respeto y ecuanimidad” hacia todos los grupos parlamentarios.

“Lo que ha sucedido aquí es un bochorno y un descrédito para esta Cámara”, ha resumido, convencido de que el vicepresidente de las Cortes no había estado “a la altura de lo que se presume” y de que es el vicepresidente de la Junta quien tiene que analizar “lo que está haciendo él” porque “tiene mucha culpa de lo que está sucediendo”.

Esta situación se produce un día después de que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, llamara “imbécil” y “presunto delincuente” al exvicepresidente y procurador de Cs, Francisco Igea, cuando estaba en la tribuna de oradores, y en una jornada en la que varios parlamentarios y miembros del Gobierno habían hecho un llamamiento para recuperar la ejemplaridad y la educación en la práctica política.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...