Se instala nuevo Congreso de Colombia con una inédita mayoría de centro-izquierda

·4 min de lectura
Juan Pablo Pino AFP

El Congreso de Colombia inició este miércoles un nuevo periodo de sesiones con una inédita mayoría de fuerzas de centro-izquierda que le permitirá al presidente electo, Gustavo Petro, sacar adelante su ambicioso programa de reformas.

Los legisladores que fueron elegidos en marzo por un período de cuatro años (2022-2026) ocuparon sus escaños en una ceremonia encabezada por el mandatario Iván Duque, quien dejará el cargo el 7 de agosto con una desaprobación del 65%, según la más reciente medición de la firma demoscópica Invamer.

En su última intervención ante el Congreso, Duque defendió su obra de Gobierno, sobre todo el manejo de la crisis económica y sanitaria que desató la pandemia, pese al rechazo popular.

"Una pandemia de magnitudes nunca imaginadas golpeó al mundo entero y estuvo presente durante 30 meses de los 48 meses de nuestra administración, siendo el reto más grande que haya enfrentado presidente colombiano alguno", sostuvo el mandatario saliente, quien fue interrumpido varias veces por los opositores que le gritaban "mentiroso, mentiroso".

Su sucesor, el exsenador y economista Gustavo Petro, contará con mayorías en el Senado, de 108 asientos y la Cámara de Representantes, de 187. Casi el 30% de los congresistas son mujeres, la mayor cifra jamás alcanzada en este país, que históricamente estuvo gobernado por hombres de élites conservadoras.

Elegido el 19 de junio como el primer mandatario de izquierda de Colombia, Petro armó una sólida bancada a la cabeza del Pacto Histórico, la alianza de fuerzas que lo llevó al poder. Lo hará junto a la lideresa socioambiental Francia Márquez, su fórmula vicepresidencial.

El presidente electo suma 63 apoyos en el Senado y 109 en la Cámara. Con esos números podrá cumplir su programa de gobierno, que prevé profundas reformas de corte socialdemócrata.

Petro prometió robustecer el Estado, elevar los impuestos a los más ricos, suspender la exploración petrolera para dar paso a fuentes limpias de energía, negociar con los grupos en armas e implementar el acuerdo de paz de 2016 con la extinta guerrilla de las FARC.

El mandatario electo también anunció que reanudará relaciones diplomáticas con Venezuela, rotas desde 2019, y transformará la Policía tras la represión en las masivas protestas de 2019, 2020 y 2021 respectivamente.

Solo el año pasado murieron 44 civiles y dos uniformados durante las movilizaciones contra el Gobierno de Duque, según documentó la ONU.

Del poder a la oposición

Petro enfrentará la oposición del Centro Democrático, el partido de derecha que estará en el poder hasta el 7 de agosto. Su líder, el expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), anunció el martes que hará contrapeso al futuro Ejecutivo de izquierda.

Entre las novedades del Congreso que se instaló este miércoles, feriado en Colombia por el Día de La Independencia, están los 16 escaños de paz que ocuparán en su mayoría las víctimas del conflicto armado de casi seis décadas con los algunos de los excombatientes de la antigua guerrilla de las FARC.

El pacto que condujo al desarme de la que fuera la guerrilla más poderosa de América reservó los asientos por dos periodos legislativos, hasta 2030, así como diez escaños para Comunes, el partido que surgió de la firma de los Acuerdos de Paz en 2016.

Al término de este periodo legislativo, la formación de izquierda que preside Rodrigo Londoño, también conocido como Timochenko, perderá las curules que le aseguraban el Acuerdo y deberá presentarse a elecciones si quiere mantener su representación en el Congreso.

Durante su discurso, Duque dijo que honró los compromisos de paz, no obstante su intento fallido de reformar el acuerdo negociado en Cuba por considerarlo indulgente con los guerrilleros implicados en delitos atroces.

"Lo hemos hecho desde el respaldo institucional y financiero para que sobre la base de sus hallazgos todas las víctimas sean incluidas y se instale en la sociedad un debate nacional que nos permita alcanzar una verdad sin sesgos, reafirmando que la violencia nunca ha sido ni será una alternativa de vida en Colombia", expresó.

Duque concluyó su discurso deseándole éxito a Petro, el jefe de la oposición durante su Gobierno.

"Nuestra prioridad es y siempre será Colombia. El próximo 7 de agosto cuando recupere mi condición de mero ciudadano, mi voz estará siempre atenta para construir y edificar soluciones para nuestra nación", dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente