La Fiscalía espera los informes por si hubo homicidios imprudentes en la petroquimica

Barcelona, 16 ene (EFE).- La Fiscalía de Tarragona está a la espera de los informes que preparan los Mossos d'Esquadra e Inspección de Trabajo para determinar si las muertes causadas por la explosión del pasado martes en la química IQOXE de Tarragona pueden constituir, al menos, dos delitos de homicidio imprudente.

Según han informado a Efe fuentes de la Fiscalía de Tarragona, por el momento el juez que investiga el caso ha recibido solo los primeros atestados de la policía catalana que informan de los tres muertos y los siete heridos causados por la deflagración, originada al parecer en el tanque del reactor de la planta que IQOXE tiene en el polígono sur de la ciudad.

Tanto el titular del juzgado de instrucción número 1 de Tarragona, que lleva el caso, como la Fiscalía están a la espera de los informes completos que elaboran, de forma paralela, los Mossos d'Esquadra y la Inspección de Trabajo, sobre las causas de la explosión y las circunstancias del suceso.

Una vez disponga de esos informes, el ministerio público podría solicitar al juez nuevas diligencias para determinar si la explosión se debió a algún tipo de negligencia, si las medidas de seguridad laboral eran las adecuadas y si se actuó con "diligencia" en la manipulación de las sustancias implicadas en la explosión.

En ese caso, añaden fuentes de la Fiscalía, la investigación judicial abierta -que por ahora no concreta qué ilícito penal se indaga- podría seguir su curso por delitos de homicidio imprudente, al menos por la muerte de los dos trabajadores de la planta.

En la causa judicial abierta se deberá hacer una valoración de los daños materiales provocados por la explosión, que alcanzaron a edificios e infraestructuras situados fuera de la petroquímica, entre ellos el piso parcialmente derrumbado por la onda expansiva de la explosión que provocó la muerte de una tercera persona.

Aunque aún se está a la espera de los informes definitivos sobre el accidente químico, la Fiscalía de Tarragona no cree que por el momento se pueda abrir una investigación por delito contra el medio ambiente, puesto que no hubo vertidos por parte de la empresa ni consta que el siniestro causara emisiones tóxicas.

Los Mossos d'Esquadra están a la espera de que los Bomberos trasvasen a cisternas los productos químicos de la instalación afectada y comprueben que no existe riesgo estructural para que la policía científica pueda acceder a la 'zona cero' y empezar a investigar sobre el terreno las causas de la explosión.

Según han indicado a Efe fuentes de la investigación, una vez se hayan retirado los elementos químicos y se haya garantizado que no existe riesgo estructural, será el momento en que los agentes de la unidad científica de los Mossos d'Esquadra podrán entrar al interior de la planta para tratar de averiguar el origen de la explosión.

En el marco de su investigación, los Mossos d'Esquadra han interrogado ya a varios testigos del siniestro y han utilizado drones para cartografiar la zona afectada por la explosión.

Paralelamente, han recibido decenas de avisos sobre restos de la explosión que salieron volando de la zona petroquímica y que impactaron en varios puntos de los alrededores, sin que por el momento se tenga constancia de más daños personales que el fallecido en el barrio de Torreforta de Tarragona.

Una vez localizan un resto de la explosión, los Mossos elaboran un informe sobre su contenido y su ubicación y lo comunican al centro de mando para que active el proceso para recogerlo.

(c) Agencia EFE