La inocencia de una niña pequeña al escoger su comida mientras se encuentra en un campo de cuarentena de China

En China continúan los casos de aislamiento por covid. Los campos de cuarentena siguen repletos y en ellos también se puede encontrar a población menor de edad. Es el caso de la niña de este vídeo, que está encerrada en uno de los cubículos de pocos metros cuadrados habilitados en este tipo de macro recintos. Su madre la graba mientras ambas reciben la bandeja con la comida diaria.

La pequeña está muy emocionada por este momento y parece pedirles a los trabajadores que les obsequien con una salsa de acompañamiento para la comida, petición que ellos aceptan. A pesar de que en todo momento el contacto entre quienes están fuera y los que permanecen dentro es cero, pueden comunicarse ligeramente a través de la ventana, que permanece cerrada y, además, blindada con barrotes.

La cara de ilusión de la niña contrasta con la frustración de la población general, que continúa sometida a las políticas de covid cero del gobierno. Por redes sociales circulan vídeos en donde se observa a las personas encerradas en sus casas pidiendo a gritos algo que comer porque están hambrientos, ya que no se les permite acudir al supermercado, sino que son los propios trabajadores del gobierno quienes les dejan en la puerta de casa algo de alimento cada tres días, cantidad que puede no ser suficiente en los casos en los que hay más de una persona confinada.

Ante el aumento de casos, un total de 33 ciudades han decretado el confinamiento total o parcial. De igual manera, el gobierno ha aconsejado a los ciudadanos que no se desplacen durante las próximas semanas, claves para el turismo chino debido a la festividad de medio otoño y la fiesta nacional del 1 de octubre. Por su parte, el gigante asiático continúa cerrado al turismo extranjero y mantiene a rajatabla los límites al tráfico aéreo internacional, así como las cuarentenas obligatorias para todos los que aterrizan en el país.