Los vecinos de Denia buscan al héroe, probablemente senegalés, que rescató a un hombre de las llamas

Pasaba por allí, vio a varios vecinos que se afanaban por intentar apagar el incendio que se había desencadenado en una vivienda y no lo dudó. Se encaramó en lo alto de una escalera que alguien había colocado y así rescató al hombre, con movilidad reducida, atrapado en el interior de la casa en llamas. Después se lavó las manos y se marchó. Ahora, en Denia, la localidad alicantina donde ha ocurrido todo, le buscan para darle las gracias por su acción. La única pista que tienen es que podría ser de origen senegalés y vendedor ambulante.

Los hechos, según relata Levante EMV, ocurrieron a primera hora de la tarde del jueves. Eran alrededor de las dos y media cuando los vecinos se percataron de las llamas que estaban devorando una casa de dos plantas en la que vive un hombre de 39 años y con movilidad reducida que se encontraba en el interior de la vivienda en el momento en el que se produjo un incendio, cuyas causas aún se desconocen.

Rápidamente varias personas acudieron en su ayuda. Algunos lograron tirar la puerta de la entrada abajo, pero el fuego y el humo les impidieron entrar. Cuentan en El Mundo que un vecino, antiguo bombero, intentaba con cubos de agua controlar el incendio y que fue él quien colocó la escalera que se ve en las imágenes y que fue usada por el héroe anónimo para acceder al balcón y cargar con el ocupante de la vivienda.

Lo cogió en hombros y lo bajó hasta el suelo. Una vez con el hombre a salvo, cuentan los testigos que entró en otra casa para lavarse las manos y se marchó siguiendo su camino. Después llegaron los bomberos y los servicios sanitarios, que atendieron al herido y le trasladaron al Hospital de La Fe (Valencia), donde se encuentra ingresado en la unidad de quemados por quemaduras en el esófago. Su estado, publican varios medios, es estable.

Ahora todos buscan a ese inmigrante que arriesgó su vida para poner a salvo a otra persona. Se tienen pocos datos de su persona y a día de hoy, pese a la repercusión que su hazaña ha tenido, sigue sin saberse quién es. Se cree que es de origen senegalés, que se dedica a la venta ambulante y en la foto se le ve con ropa de color azul. Según publica el diario local Levante EMV, también podría ser marroquí, aunque es una información que se desconoce si es buena y la mayoría da por hecho que proviene de Senegal.

La historia de este héroe (de momento) anónimo, recuerda mucho a la de Mamoudu Gassama, el joven malinés que en 2018 escaló cuatro pisos de un edificio en París para rescatar a un niño de cuatro años que colgaba de un balcón. Aquellos 30 segundos, los que tardó en llegar hasta el pequeño, les cambiaron la vida a ambos. El niño salvó la suya y Gassama recibió el reconocimiento internacional por su valentía. Le dieron varios premios y el presidente francés Emmanuel Macron le otorgó la ciudadanía.

Más historias que te pueden interesar:

El hombre al que todos buscan ayudó, junto a otros vecinos, a un hombre atrapado en su casa por las llamas mientras llegaban los bomberos. (Foto: Getty Images)