Los 15 ocupantes de la zódiac a la deriva llevaban una semana en el mar

·3 min de lectura

Las Palmas de Gran Canaria, 13 may (EFE).- Las quince personas, entre ellas un fallecido, que fueron rescatadas esta madrugada por Salvamento Marítimo en una neumática a la deriva al sur de Canarias llevaban siete días en el mar, la mayor parte de ellos a la deriva, según han informado a Efe fuentes de los servicios de emergencia.

La neumática fue encontrada el jueves por la tarde por un mercante en ruta a unos 141 kilómetros al sur de Gran Canaria, en el entorno de Cabo Bojador, y socorrida por la Guardamar Calíope.

Cuando le llegó la ayuda, a bordo había trece hombres y una mujer de origen subsahariano y el cuerpo de un hombre senegalés.

Desde principios de la semana, el avión Sasemar 103 ha estado buscando en esa zona del Atlántico dos neumáticas que salieron de Cabo Bojador el viernes 6 de mayo y el sábado 7, con 41 y 13-15 personas a bordo, respectivamente.

La primera de ellas fue encontrada semihundida el martes, con solo 13 supervivientes, que flotaban aferrados a los restos de su embarcación.

La segunda es, posiblemente, la que encontró anoche el mercante "Camila" en una zona que ya quedaba fuera de los parámetros de búsqueda que manejaba Salvamento Marítimo, según han confirmado a Efe fuentes de la sociedad estatal.

Si, como se sospecha, es la misma embarcación, se trata de una expedición especialmente arriesgada: según las informaciones que han proporcionado sus familiares, partieron de Cabo Bojador el sábado, pero cuando empezaban a separarse de la costa, la mayoría de sus ocupantes (más de una veintena) decidió regresar y se bajó, porque la zódiac estaba tan mal, que les daba miedo.

El resto (unas 13 personas, según las primeras informaciones) se arriesgó a seguir adelante y a enfrentarse a una travesía de más de 200 kilómetros con una barca como esa.

Los supervivientes de la expedición han precisado en el muelle de Arguineguín a las asistencias sanitarias que están todos, que no falta nadie. Eran ellos 14 y el compañero fallecido.

Responsables de Salvamento Marítimo han reconocido a Efe que les preocupa mucho que esté proliferando el uso de neumáticas entre los inmigrantes que intentan llegar a Canarias, porque esas embarcaciones no están preparadas para travesías en océano abierto.

Y, además, se dan tres factores que multiplican el riesgo: cada vez salen más lejos (las neumáticas solían partir de El Aaiún o Tarfaya, por el cruce más corto a Fuertenvetura o Lanzarote, de 100 kilómetros, y ahora lo hacen de Bojador, a 200 kilómetros), generalmente se trata de lanchas viejas o reparadas varias veces y van sobrecargadas (recientemente se rescató una con 71 personas).

En esas condiciones, una neumática corre un enorme riesgo de desfondarse, remarcan las fuentes. Cuando eso ocurre, todos los que no tengan la suerte de agarrarse de inmediato a uno de los flotadores laterales, se hunden en instantes en el mar, con muy escasas posibilidades de que les llegue la ayuda a tiempo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente