Inmigración, el gran desafío para Joe Biden

Desde principios de 2021 se han multiplicado las entradas ilegales a Estados Unidos a través de su frontera con México. Esto coincide con la toma de posesión del presidente Joe Biden, que prometió deshacer la política de inmigración restrictiva implementada por su predecesor Donald Trump. Quienes se arriesgan a probar suerte son en su mayoría hombres solteros, pero también menores no acompañados y familias enteras intentan cruzar la frontera. Informe de Fanny Allard y Kethevane Gorjestani de France 24.

Desde principios de año, los cruces ilegales en la frontera entre Estados Unidos y México se han multiplicado hasta alcanzar los niveles más altos en 20 años. Entre octubre de 2020 y agosto de 2021, las autoridades arrestaron a 1,5 millones de personas a lo largo de la frontera, una cifra récord.

Desde hace varios meses, los cruces fronterizos se han convertido en un hecho cotidiano, en su mayoría realizado por hombres solteros con ayuda de traficantes, pero también lo intentan menores no acompañados y familias enteras. Los migrantes también pueden solicitar asilo si han sufrido persecución en su país de origen debido a su raza, religión, nacionalidad u opiniones políticas.

La inmigración es uno de los mayores desafíos del Gobierno de Joe Biden. En Washington, la oposición republicana acusa a su Administración de minimizar lo que llama una “crisis migratoria”.

A principios de este año, el gobernador de Texas, Greg Abbott, declaró el estado de emergencia para 28 condados estatales fronterizos con México con la esperanza de construir un muro con fondos estatales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente