Inicia el juicio contra el grupo de extrema derecha acusado de querer atentar contra Emmanuel Macron

Este martes 17 de enero, 13 personas pertenecientes a un movimiento ultraderechista fueron citadas a comparecer ante un tribunal en París por planear distintos actos terroristas en 2018 contra instituciones democráticas en Francia y por querer atentar contra poblaciones migrantes. Entre sus objetivos estuvo el presidente francés, pero ninguno de los planes se llevó a operación.

Once hombres y dos mujeres comparecieron ante el Tribunal Penal de París acusados del delito de “asociación criminal para la preparación de actos de terrorismo”. Los señalados pertenecen al grupo de extrema derecha ‘Barjols’ y los actos que planeaban eran consecuentes a su ideología radical. Según la investigación judicial, este grupo tenía la intención de realizar un golpe de Estado a las instituciones democráticas de Francia, asesinar migrantes y atacar mezquitas.

Pero dentro de los propósitos de ‘Barjols’, el que más acaparó la atención de los medios locales fue el supuesto plan de asesinar al presidente francés Emmanuel Macron en la ceremonia del Centenario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial en noviembre de 2018. Una fecha simbólica para Francia porque recuerda la victoria de la nación en el conflicto bélico y alimenta el patriotismo de muchos ciudadanos galos.

El cerebro detrás del supuesto plan de magnicidio y de ‘Barjols’ sería Jean-Pierre Bouyer, según las autoridades. Bouyer, exmecánico de más de sesenta años de edad, fue arrestado el 6 de noviembre de 2018, junto con otros tres hombres cercanos a la ultraderecha, cuando se dirigían a la casa de uno de ellos en Moselle.

Implicaciones legales de la investigación judicial

‘Barjols’ y la teoría del “gran reemplazo”

Con AFP y medios locales


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Alemania: detienen a 25 ultraderechistas que planeaban un ataque armado contra el Bundestag
Francia: la Asamblea Nacional inhabilitó a un diputado de extrema derecha por exabruptos racistas
Con Meloni como primera ministra, la extrema derecha vuelve al poder en Italia