Inicia en Estados Unidos un juicio sobre pago multimillonario de Tesla a Elon Musk

Un tribunal del estado de Delaware, el mismo que tramitó la disputa legal entre el magnate y la red social Twitter, tendrá ahora la misión de decidir quién tiene la razón en un pleito iniciado por un pequeño accionista a raíz del multimillonario pago que recibió el hombre más rico del mundo como CEO de Tesla.

Elon Musk se ha enfrentado a fabricantes de automóviles, vendedores de Wall Street y reguladores de valores. Pero esta semana, el director ejecutivo de Tesla se enfrenta en tribunales a un enemigo poco probable: un baterista de heavy metal que apenas tenía nueve acciones de la empresa cuando lo demandó, en 2018.

Richard Tornetta espera demostrar que el magnate usó su dominio sobre la junta directiva del fabricante de vehículos eléctricos para elaborar un paquete salarial por 56.000 millones de dólares ese año y que luego engañó a los inversionistas para que lo aprobaran.

Tornetta presentó la demanda al considerar que la remuneración, la mayor en la historia a un ejecutivo, fue desmesurada y que Musk la consiguió gracias al poder que tiene sobre la empresa y la junta directiva, ya que es uno de sus principales accionistas.

Una de las razones que esgrimió es que, cuando recibió el beneficio salarial, la junta no exigió que Elon Musk se dedicara a la empresa a tiempo completo.

"Nunca tuvimos el tipo de relación con Elon en la que se marcaba tarjeta", dijo Ira Ehrenpreis, directivo de Tesla desde 2007 y quien presidió el comité que desarrolló el paquete salarial.

Agregó que Musk y la junta se enfocaron en lograr objetivos, no en el tiempo que pasaran en Tesla. En efecto, el paquete salarial estaba condicionado a una serie de 12 hitos que Elon Musk debía cumplir. Cumplió 11 de ellos.

La defensa ha argumentado que el paquete de pago ayudó para que el empresario condujera a Tesla a través de un período crítico, lo que facilitó que las acciones se multiplicaran por diez.

Expertos legales dicen que las juntas directivas tienen amplia libertad para establecer la compensación de los ejecutivos.

Dos peleas de Musk, un solo tribunal

El caso será decidido por la canciller Kathaleen McCormick del Tribunal de Cancillería de Delaware, quien también supervisó la disputa legal entre Twitter y Elon Musk.

Dentro del plazo establecido por ese tribunal, el multimillonario decidió evitarse el juicio y desembolsar los 44 mil millones de dólares que había ofrecido por la red social. Dentro de sus fuentes de financiación está la venta masiva de acciones de Tesla.

Precisamente, algunos accionistas minoritarios del fabricante de autos de lujo también han recriminado a Musk por las millonarias ventas que ha hecho de acciones de Tesla para financiar la compra de Twitter.

El hombre más rico del mundo, quien también es director ejecutivo de la compañía de cohetes SpaceX y fundó la empresa de túneles The Boring Co, tiene previsto testificar el miércoles.

Con EFE, Reuters y AP