Copa Africana de Naciones, el torneo que se impuso a la voluntad de FIFA y los clubes europeos

·6 min de lectura

La Copa Africana de Naciones inició este 9 de enero en Camerún, con un enfrentamiento entre el anfitrión y Burkina Faso en Yaundé. Sin embargo, para que esto pudiese lograrse debieron mantenerse fuertes ante las presiones de la ‘casa madre’ del fútbol, la reticencia de los gigantes europeos a ceder a sus figuras y reajustar condiciones por el avance de Ómicron. En el plano deportivo, los mejores jugadores estarán presentes con Mané, Salah, Aubameyang y Mahrez como abanderados.

La Copa Africana de Naciones 2021 inició tras un muy ansiado desarrollo de la competición luego de complicaciones sanitarias que dificultaron la fase de clasificación y obligaron a retrasar exactamente un año el comienzo del certamen más importante de África. Este domingo, con Camerún como sede, rueda la pelota en el último torneo continental de este ciclo mundialista que finalizará con Qatar 2022.

La presencia del coronavirus en estos últimos años trajo serias controversias en la diagramación de las competiciones, sobre todo afectando a los clubes y deportistas que se desempeñan en Europa. Estadios cerrados o con aforos reducidos, suspensiones, torneos inconclusos, brotes en planteles, restricciones sanitarias…

Cuando parecía que el contexto adverso había culminado e iba a ser posible llevar a cabo la CAN21, la aparición de la variante Ómicron reflotó viejos problemas. Las restricciones impuestas por los países europeos, sobre todo de Reino Unido, hacia los civiles procedentes de África propició que los clubes de la Premier League intentaran desligarse de la responsabilidad de ceder a sus futbolistas pese a ser una obligación de la FIFA.

Gianni Infantino -presidente del ente organizador del fútbol mundial-, para cumplir el deseo de UEFA, le recomendó el pasado diciembre a la Confederación Africana de Fútbol que postergara nuevamente la CAN21. ¿Los motivos? Deterioro sanitario en Camerún, malestar de los clubes europeos y la proximidad del Mundial de Clubes que se hará en Emiratos Árabes desde febrero.

En un cónclave en Doha, la CAF juntó a los representantes de cada Federación para someter a votación la petición de Infantino. El resultado fue categórico en contra del aplazamiento, el cual contó únicamente con los votos positivos de Marruecos, Burkina Faso y Egipto. "Nuestra casa es una casa para África. Somos muy claros en términos de compromiso para hacer de la CAN en Camerún un éxito”, expresó Patrick Motsepe, presidente de la CAF.

Ya sin oportunidades burocráticas ni políticas que puedan tumbar el campeonato, la amenaza principal radica en que el Covid-19 permita un desarrollo normal. El kick-off del próximo domingo dará lugar a la 33° edición de la Copa Africana de Naciones.

Argelia buscará la defensa del título en un certamen con todas sus figuras

El plano deportivo, luego de las idas y vueltas, será el ideal para elevar el nivel del torneo continental de África. El formato de competencia es similar al de la Eurocopa: seis grupos de cuatro países, donde clasificarán los dos primeros de cada zona y los mejores cuatro terceros. De ahí, los 16 sobrevivientes se medirán en series eliminatorias a partido único.

La flexibilidad del sistema invita a que, salvo sorpresas improbables, las mejores selecciones y jugadores insignia estén en la fase final. Esta CAN21 también será una prueba de valor de cara a lo que serán los repechajes de marzo por un lugar en el próximo Mundial. De los diez finalistas que dirimirán un boleto a Qatar, el único ausente en Camerún será la República Democrática de Congo.

El claro favorito del grupo A es el anfitrión. Con Toko Ekambi y Eric Choupo Moting como banderas ofensivas, Camerún tiene la presión ante su gente de transitar con cierta tranquilidad una zona accesible ante rivales como Burkina Faso, Cabo Verde y Etiopía.

En el B estará una de las atracciones principales de esta edición: Senegal y su generación dorada con Sadio Mané a la cabeza. Al crack del Liverpool lo acompañarán estrellas como el arquero Édouard Mendy (Chelsea), Abdou Diallo e Idrissa Gueye (PSG) y Kalidou Koulibaly (Napoli), entre otros resonantes jugadores de las grandes ligas europeas. Su mayor oposición será la Guinea de Naby Keita e Ilaix Moriba. Completan la zona Malawi y Zimbabwe.

Marruecos es otro de los aspirantes al título con un combinado sólido, con experiencia mundialista tras Rusia ’18 y bien perfilado para entrar a Qatar ’22. En su nómina sobresalen Achraf Hakimi (PSG) y Youssef En-Nesyri (Sevilla). Sus adversarios en primera ronda será la Ghana de Thomas Partey –otro del Top 10 de las Eliminatorias-, Comoras y la Gabón de Pierre Emerick Aubameyang, uno de los equipos que puede beneficiarse con el flexible sistema de la primera fase.

Mohamed Salah, probablemente la cara principal de la CAN21, comandará a Egipto a través del grupo D que comparte con otro grande del continente: Nigeria. Guinea Bissau y Sudán completan el cuarteto.

Argelia, campeón de la edición de 2019 y flamante ganador de la Copa Árabe 2021, integrará el E con todas sus figuras a disposición. Riyah Mahrez, estrella del Manchester City, será la bandera de un combinado serio, que acumula 33 juegos sin derrotas con el primer equipo y que apunta a pisar fuerte en Camerún. Guinea Ecuatorial, Sierra Leona y Costa de Marfil (con Nicolas Pépé y Sebastien Haller) integran esa zona.

Por último, el F quizás sea el que menor calidad de figuras tenga. Sin embargo, lo componen dos finalistas de la tercera ronda de Eliminatorias de la CAF como lo son Túnez y Mali, que comparten zona junto a Mauritania y Gambia.

El coronavirus, la amenaza principal de la CAN21

La propagación de la variante Ómicron, preponderante en el sur de África, encendió las alarmas de los organizadores, que temen que el coronavirus condicione o desfigure la normalidad de la competencia.

Para paliar posibles brotes en los planteles, se extendió la lista de jugadores habilitados de 23 a 28. Sin embargo, antes del inicio de la Copa se presentaron contagios en algunas delegaciones. El miércoles 5 de enero, Senegal anunció tres casos positivos que se suman a los tres de Camerún, Burkina Faso y Malawi.

Además, Túnez notificó dos casos y Cabo Verde el de su entrenador; mientras que Costa de Marfil, Gambia y Mali debieron suspender juegos preparatorios. Todos los afectados podrán sumarse a sus respectivas delegaciones cuando sus test den negativo.

En otro orden, la Confederación Africana de Fútbol confirmó que deberán reducir el aforo en los estadios como una medida preventiva. Apenas el 60% de la capacidad estará habilitada para todos los encuentros, salvo los de Camerún donde se ampliará al 80%.

A través de un comunicado, la CAF justificó estas decisiones "tras muchas consultas con el gobierno camerunés, en vista de la evolución de la crisis sanitaria y los desafíos impuestos por la pandemia de Covid-19”.

Los organizadores ya habían decidido nuevas regulaciones sanitarias como que el público deberá estar vacunado con la pauta completa y presentar una prueba negativa para ingresar a los estadios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente