Un informe halló patrón de discriminación racial en la policía de Minnesota

·3 min de lectura

En un informe publicado este miércoles por el Departamento de Derechos Humanos de Minnesota tras una investigación de casi dos años, las autoridades hallaron un patrón de discriminación racial en la policía durante al menos una década. La investigación se inició a raíz del asesinato del afroamericano George Floyd en mayo de 2020, un caso de violencia racial que se hizo especialmente mediático y que desató una oleada de protestas históricas en Estados Unidos.

Detener y arrestar a más personas negras que blancas, utilizar más la fuerza contra ellas y perpetuar la cultura del lenguaje racista.

Estas fueron las conclusiones a las que se llegaron tras una investigación estatal de cerca de dos años elaborada por el Departamento de Derechos Humanos de Minnesota sobre la policía, iniciada tras el asesinato del afroamericano George Floyd en la primavera estadounidense de 2020.

Los datos "demuestran disparidades raciales significativas con respecto al uso de la fuerza por parte de los oficiales, las detenciones de tráfico, las búsquedas, las citaciones y los arrestos”, reza el informe en referencia al departamento de policía.

El documento también sostiene que “utilizaron las redes sociales encubiertas para vigilar a las personas negras y las organizaciones negras, sin relación con la actividad delictiva, y mantuvieron una cultura organizacional en la que algunos oficiales y supervisores usan un lenguaje racista, misógino e irrespetuoso con impunidad”.

Rebecca Lucero, comisionada de derechos humanos, subrayó en la rueda de prensa posterior a la publicación del informe que se trata de un patrón general: “Esta investigación no se trata de un individuo o un incidente”.

La solución, según las instituciones, pasa por negociar un pacto ejecutable por la justicia estatal para abordar las problemáticas que pone de relieve el informe, que fue elaborado con aportaciones de oficiales y ciudadanos del estado.

Las reacciones al informe

Luego de la publicación del documento, que pone en evidencia un patrón de discriminación por al menos una década en el estado de Minnesota, no se hicieron esperar las reacciones de diferentes los organismos implicados.

Jacob Frey, alcalde de Minneapolis, mostró su preocupación en rueda de prensa y se comprometió a cooperar con las instituciones estatales para buscar una solución que detenga estos comportamientos e instrucciones racistas.

“Encontré que el contenido era repugnante, a veces horrible”, comentó ante los periodistas. “Me revolvió el estómago y me indignó, y creo que nuestra comunidad siente lo mismo. ... Hablé con líderes de nuestra comunidad negra esta mañana y no están sorprendidos en absoluto. Lo han estado diciendo durante años, durante décadas y durante generaciones”.

Por su parte, la jefa de policía interina, Amelia Huffman, comentó que lo que se destaca de la investigación es “profundamente preocupante para todos”. Huffman también quiso remarcar que su departamento ya ha estado trabajando en reformas de calado mientras las pesquisas estaban en desarrollo.

“Estamos comprometidos a brindar un servicio policial constitucional eficaz, el servicio que las personas de nuestra comunidad quieren, necesitan y merecen”, añadió la titular de la policía.

La defensa de Floyd también se manifestó

El Departamento de Derechos Humanos de Minnesota inició su investigación aproximadamente una semana después de la muerte del afroamericano George Floyd el 25 de mayo de 2020.

Derek Chauvin, entonces oficial y hoy condenado por su asesinato, usó su rodilla para inmovilizar a Floyd contra el suelo durante nueve minutos y medio. Aquella escena, registrada por teléfonos móviles, dio enseguida la vuelta al mundo a través de las redes sociales y desató una oleada de protestas en los cinco continentes, especialmente el país norteamericano protagonista del suceso.

Tras conocer el sentido del informe, Ben Crump, abogado de derechos civiles, que junto a su bufete ganó un acuerdo de 27 millones de dólares estatales para la familia de Floyd, calificó el documento de "histórico" y "monumental en su importancia".

“Hacemos un llamado a los líderes de la ciudad, el estado y la policía para que acepten el desafío de estos hallazgos y finalmente hagan un cambio significativo para crear confianza entre las comunidades de color en Minneapolis y aquellos que juraron protegerlos y servirlos”, destacó el equipo jurídico a través de un comunicado.

Con información de AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente