Informe de AI asegura que las tácticas militares ucranianas ponen en peligro a los civiles

·6 min de lectura
© Nariman El-Mofty / AP

La ONG Amnistía Internacional ha acusado al Ejército ucraniano de llevar a cabo formas de combate que ponen en peligro a los civiles, como establecer bases militares en zonas residenciales, hospitales y escuelas. La organización tiene evidencias de sus denuncias. La presidencia ucraniana respondió que preservar vidas es su “prioridad absoluta”. Y Moscú, de quien también se tiene evidencia de hacer lo mismo, se ufana de que esto ya había sido advertido desde el Kremlin.

La organización Amnistía Internacional (AI) publicó este jueves 4 de agosto un informe en el que señala que las fuerzas ucranianas han expuesto a los civiles a ataques rusos al basarse, en ocasiones, en escuelas, edificios residenciales y otros lugares de zonas pobladas desde donde operan sus sistemas de armas.

Estas tácticas violan el derecho internacional humanitario y ponen en peligro a los civiles, ya que convierten objetos civiles en objetivos militares, señala el informe.

AI señala que "las fuerzas ucranianas ponen a la población civil en situaciones de riesgo (…) incluso en escuelas y hospitales, para repeler la invasión rusa que comenzó en febrero".

"Hemos documentado un panorama en el que las fuerzas ucranianas ponen a la población civil en peligro y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas", señaló Agnès Callamard, secretaria general de la organización no gubernamental.

"Estar en una posición defensiva no exime a las fuerzas armadas ucranianas de respetar el derecho internacional humanitario", dice.

En el informe, Amnistía Internacional revela que sus investigadores entre abril y julio "encontraron pruebas de que las fuerzas ucranianas lanzaron ataques desde zonas residenciales pobladas, y que se habían establecido en edificios civiles en 19 ciudades y pueblos" en tres regiones del país.

Además de las declaraciones de testigos, sobrevivientes y familiares de las víctimas, Amnistía Internacional se basó en imágenes satelitales analizadas por Evidence Lab de la misma organización para corroborar aún más algunos de estos incidentes, además del análisis de armas. Sus investigadores escucharon disparos salientes desde posiciones ucranianas cercanas mientras examinaban áreas residenciales dañadas en las regiones de Járkov, Mykolaiv y el Donbass.

La madre de un hombre muerto en un ataque con cohetes en un pueblo cerca de Mykolaiv dijo a los investigadores de AI que las fuerzas ucranianas se habían quedado en una casa al lado de la suya. Los investigadores encontraron uniformes y equipos militares allí, según el informe.

Hospitales y escuelas también sirven de bases militares, señala el informe de AI

Durante la investigación se encontró, además, a las fuerzas ucranianas usando hospitales como bases militares en cinco lugares, lo que el grupo de derechos humanos llamó "una clara violación del derecho internacional humanitario".

En el informe se subraya que "el derecho internacional humanitario exige que las partes en un conflicto eviten localizar, en la mayor medida posible, objetivos militares dentro de zonas densamente pobladas o cerca de ellas".

El documento agrega que "había alternativas viables que no pondrían en peligro a los civiles, como bases militares o zonas densamente boscosas cercanas, u otras estructuras más alejadas de las zonas residenciales".

Al mismo tiempo, los investigadores subrayaron que "la práctica del Ejército ucraniano de localizar objetivos militares dentro de zonas pobladas no justifica en modo alguno los ataques indiscriminados de Rusia".

Los soldados ucranianos también se han basado rutinariamente en las escuelas, dijo Amnistía. A pesar de que las escuelas de Ucrania han estado cerradas desde la invasión de Rusia, la mayoría están cerca de barrios residenciales. Los investigadores del grupo de derechos humanos encontraron soldados o evidencia de actividad militar en 22 de las 29 escuelas visitadas.

Las evidencias que aporta Associated Press (AP) con sus periodistas en terreno

Las autoridades ucranianas les han pedido a los residentes restantes de la región de Donetsk que evacuen, pero comenzar de nuevo en otros lugares no es tan fácil.

Decenas de miles de personas que abandonaron sus hogares desde la invasión de Rusia han regresado después de quedarse sin apoyo.

Periodista de AP informaron la semana pasada que un evacuado murió en un ataque con misiles dos días después de regresar a su hogar en la ciudad de Pokrovsk en la región de Donetsk.

“Los vecinos expresaron su enojo porque los combatientes ucranianos habían establecido una base en su zona residencial en las afueras de la ciudad. Mientras los periodistas de la AP miraban el cráter del misil, un combatiente uniformado se acercó y cuestionó su presencia”, revela la agencia.

Otro caso señalado por Associated Press es en la ciudad de Kramatorsk. Allí los residentes dijeron después de un ataque en una zona residencial “que los soldados se habían alojado allí”. La AP “vio a los soldados entrar y salir de un edificio de apartamentos de Kramatorsk”.

Y en Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, la AP “vio soldados y vehículos militares en una universidad que fue atacada. Soldados y suministros también estuvieron presentes en una escuela para discapacitados donde un ataque ruso dejó dos cráteres en el patio del centro educativo”.

La respuesta de Ucrania al informe de AI

El asesor de la presidencia ucraniana, Mijailo Podolyak, respondió a las críticas y defendió que “preservar la vida y la salud de todos los ciudadanos” es su “prioridad absoluta” en el marco de la guerra. También acusó al grupo en Twitter de participar en una "campaña de desinformación y propaganda" de Moscú para desacreditar a las fuerzas armadas de Ucrania.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, declaró el informe como "injusto" y expresó su “indignación” al respecto.

"Tal comportamiento de AI no trata de buscar la verdad y traerla al mundo, se trata de crear un falso equilibrio entre un criminal y una víctima, entre un país que está aniquilando poblaciones civiles por cientos y miles, (está destruyendo) ciudades y zonas, y un país que se defiende desesperadamente, salvando a su gente y al continente de esta invasión", dijo Kuleba.

El ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, también intervino con una publicación en redes sociales. "Cualquier intento de equiparar de pasada la agresión no provocada de Rusia y la autodefensa de Ucrania, como se hace en el informe de Amnistía Internacional, es evidencia de la pérdida de la idoneidad y una manera de destruir la autoridad", escribió Reznikov.

La reacción de Rusia al informe de la ONG

Rusia y los medios pro-Kremlin han citado este jueves ampliamente el informe de AI, cuyos hallazgos se alinean de alguna manera con la narrativa oficial de Moscú. Rusia ha justificado los ataques contra zonas civiles alegando que los combatientes ucranianos están estableciendo posiciones de tiro desde allí.

"Estamos hablando de ello todo el tiempo, llamando a las acciones de las fuerzas armadas de Ucrania como la táctica de usar a la población civil como un escudo humano'", escribió sobre el informe la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia Maria Zakharova.

Sin embargo, Rusia también ha hecho lo mismo como lo ha denunciado AI en informes pasado y uno separado de julio por parte de Human Rights Watch que identificó cuatro ocasiones en que las fuerzas rusas establecieron bases militares en zonas pobladas de Ucrania.

Con informe de AI, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente