La inflación de la zona euro rebota más de lo esperado en enero

·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania, el 22 de enero de 2021

BRUSELAS, 3 feb (Reuters) - La inflación al consumidor de la zona euro se recuperó mucho más de lo esperado en enero, según mostró una estimación preliminar el miércoles, impulsada por un aumento en los precios en Alemania y Países Bajos, a pesar de la influencia negativa de la energía.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, calcula que los precios al consumidor en los 19 países que comparten el euro subieron un 0,2% intermensual en enero para registrar un salto interanual del 0,9%, recuperándose de una caída interanual del 0,3% en diciembre.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento interanual del 0,5% en enero.

Los volátiles precios de la energía subieron un 3,8% intermensual en enero, estimó Eurostat, pero aún fueron un 4,1% más bajos que el año anterior, mientras que los también volátiles precios de los alimentos no elaborados subieron un 1,1% mensual y un 1,9% interanual.

La medida que excluye estos dos componentes volátiles, que el Banco Central Europeo llama inflación subyacente y sigue de cerca a la hora de tomar decisiones de política monetaria, aún bajó un 0,3% en el mes, pero aumentó un 1,4% en la comparativa con el año pasado.

Una medida aún más estricta que excluye también los precios del alcohol y el tabaco (que a menudo están sujetos a cambios bruscos porque los Gobiernos aumentan los impuestos especiales sobre ellos), cayó un 0,5% en términos mensuales, pero también fue un 1,4% más alta que en el mismo período de 2020, mucho más de lo esperado.

Es probable que esta sea una buena noticia para el Banco Central Europeo, que quiere mantener la inflación ligeramente por debajo del 2%, pero no ha logrado alcanzar ese objetivo durante años a pesar de las tasas de interés ultrabajas y la compra de cientos de miles de millones de euros en bonos públicos para inyectar liquidez al sistema bancario.

Por otra parte, Eurostat dijo que los precios en las puertas de las fábricas subieron más de lo esperado, un 0,8% en diciembre frente a noviembre para una caída interanual del -1,1%. Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento mensual del 0,7% y una caída anual del -1,2%.

Los precios al productor dan una indicación temprana de las tendencias de inflación al consumidor porque los cambios en los precios en las puertas de las fábricas se transmiten con frecuencia al consumidor final.

(Información de Jan Strupczewski; edición de Philip Blenkinso, traducido por Tomás Cobos)