Inflación en Reino Unido alcanzó el 11,1% anual en octubre, la más alta en 41 años

El ascenso de la inflación respondió al incremento de los precios del gas y la electricidad, así como aumentos en los alimentos, mientras que retrocedieron ligeramente los del carburante. El Gobierno británico de Rishi Sunak se prepara para presentar un nuevo plan económico.

Con un 11,1% en su base interanual, la inflación de Reino Unido llegó a niveles que no se veían desde octubre de 1981, según se conoció un día antes de que el ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, anuncie medidas para controlar el crecimiento de los precios.

Los precios al consumidor tuvieron, además, un gran salto desde el 10,1% interanual anotado en septiembre, dijo este miércoles 16 de noviembre la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

En respuesta a los datos, Hunt afirmó que se requerían decisiones "duras pero necesarias" para abordar el aumento de los precios. "Es nuestro deber ayudar al Banco de Inglaterra en su misión de devolver la inflación al objetivo actuando de manera responsable con las finanzas de la nación", explicó en un comunicado.

Los analistas consideran que el nuevo salto en los precios mantendrá la presión para seguir aumentando las tasas de interés al Banco de Inglaterra, que había previsto una inflación del 10,9% en octubre en las previsiones publicadas este mes.

Los más pobres, los que más sufren

Los hogares de menores ingresos, para quienes la energía y los alimentos ocupan una mayor proporción del gasto, sufrieron una tasa de inflación del 11,9%, mientras que los de mayores ingresos enfrentaron una tasa del 10,5%, dijo la ONS.

El Partido Laborista culpó de la situación a más de una década de liderazgo tory. "Sentimos el potente impacto del bajo crecimiento y la alta inflación tan duramente en Gran Bretaña porque 12 años de fracaso económico Tory nos han dejado expuestos", señaló en Twitter la diputada laborista Rachel Reeves.

Los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron al ritmo más rápido desde 1977: el costo de la leche aumentó casi un 50% en el último año, los precios de la pasta han aumentado 34%, la mantequilla un 30% y el queso un 27%.

El director económico de la ONS, Grant Fitzner, señaló que “el aumento de los precios del gas y la electricidad empujó el índice de inflación en el nivel más alto en más de 40 años” y precisó que los precios del gas ascendieron casi el 130%, mientras que los de la electricidad ascendieron en torno al 66%.

Según el Banco de Inglaterra, los altos precios abonan el terreno para que Reino Unido entre próximamente en recesión, que puede ser prolongada, aunque espera que la inflación baje significativamente a partir de mediados de 2023.

Con EFE y Reuters