La inflación pone en peligro la baguette francesa

AFP - MYCHELE DANIAU

Muchas panaderías francesas corren un riesgo de bancarrota en este inicio de año por el aumento de los precios de la luz y de las materias primas. El gobierno anunció algunas ayudas específicas, pero no bastarán.

Un reportaje de Sylvie Koffi.

“Hasta ahora pagaba 1.600 euros mensuales por mi factura eléctrica”, cuenta a RFI Corinne Butard, dueña de la panadería “La espiga de oro” en la pequeña ciudad de Lizy-sur-Ourcq, al este de París.

“Recibí un correo de la empresa eléctrica anunciando que van a multiplicar las tarifas por 10. Con el kilovatio-hora a 1,06 euros, me voy a pasar a 15.000 euros mensuales”, explica.

Aquí, lo más caro es el uso de los hornos eléctricos. “Tenemos un horno de cinco pisos. Como estamos vendiendo un montón de baguettes todos los pisos están prendidos, salvo uno. Intentamos ahorrar luz apagándolos cuando no hay demanda”, detalla Butard.

El Estado francés prometió 12 millones de euros de ayudas para las empresas, incluidas las panaderías. Este amortiguador debe compensar el 15% de la factura eléctrica del 2023.

“Puede que debamos cerrar”

Como Corinne Butard, otros panaderos han tenido la mala sorpresa de un disparo de precios no solo de la luz sino también de materias primas como el queso, la harina, el azúcar y la levadura.

Según economistas, para poder alcanzar ese equilibrio, los panaderos deberían aumentar el precio de la baguette a 4 euros. Actualmente ronda alrededor de 1 euro.

Despedir personal

Cambiar de oficio


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
‘Boxing Day’ tras la Navidad, marcado por la inflación y las huelgas en Reino Unido
Los polacos se quedarán sin carpas en Navidad
En Alemania, la inflación desalienta el consumo para esta Navidad