Inflación, deuda y la rivalidad Washington - Beijing, cruciales cara a la cumbre del G-20

© Jonathan Ernst / Reuters

El 15 y 16 de noviembre se reúnen en Bali los países más ricos del mundo en un contexto macroeconómico complejo y con reminiscencias de la guerra fría por las divisiones que derivaron tras la guerra en Ucrania.

Muchos retos, una cumbre. La cumbre de líderes del G20, que se realizará el 15 y 16 de noviembre en Bali, servirá de escenario para medir las tensiones entre China y EE. UU., cuyos dirigentes se reunirán por primera vez en persona, en un momento de grandes divisiones geopolíticas y problemas económicos.

La agenda estará marcada por la crisis económica que aqueja al mundo como herencia de la pandemia de Covid-19 pero agravada por la invasión rusa en Ucrania. Con un alza de precios histórico, crisis de deuda, un dólar que arrasa con el resto de monedas y a las puertas de una crisis alimentaria en África y Medio Oriente por la subida de los precios de los alimentos, los líderes están forzados a proponer soluciones a la altura de las circunstancias.

El grupo, formado por Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EE. UU., Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea, reuniría a sus líderes a las puertas de una recesión económica global, que auguran la mayoría de organismos en materia.

A la ausencia más notoria, la del ruso Vladímir Putin, quien a pesar de haber sido invitado por el presidente indonesio no asistirá, se suma la del presidente saliente brasileño, Jair Bolsonaro, y la del mexicano Andrés López Obrador. Alberto Fernández de Argentina será el único alto mando latinoamericano presente en el evento.

El esperado cara a cara de Biden y Xi

La deuda y la fortaleza del dólar


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Joe Biden y Xi Jinping se encontrarán en persona antes de la cumbre del G20