Inflación, covid y bloqueo político: el cóctel tóxico que amenaza a Rumanía

·3 min de lectura

Bucarest, 7 oct (EFE).- Con un Gobierno en funciones, derrocado por una moción de censura, pocas perspectivas de que pueda formarse uno nuevo, y con la inflación y la pandemia desbocadas, Rumanía el segundo país más pobre y con menos vacunados de la UE afronta un duro invierno.

El Parlamento aprobó el pasado martes con una arrolladora mayoría una moción presentada por la oposición socialdemócrata contra el Gobierno de centroderecha que estaba en el poder desde hace menos de un año.

"Las perspectivas son peores que sombrías", dice a Efe el analista político Mihai Isac, quien advierte de las consecuencias para la población de que los políticos no aparquen pronto sus diferencias para formar gobierno.

LOS ORÍGENES DEL CAOS

La explicación al caos político en Rumanía hay que buscarla en las desavenencias en la coalición que tomó el poder en Bucarest el pasado diciembre.

Entonces, los dos grandes partidos declaradamente reformistas se aliaron para formar gobierno en una coalición liderada por el primer ministro, Florin Citu, del Partido Nacional Liberal (PNL), en la que la alianza centrista USR PLUS ocupaba varios ministerios clave.

Tras meses de conflictos por el reparto del poder, y con los socios minoritarios acusando al PNL de sabotear reformas clave para proteger sus redes clientelares en la administración, USR PLUS abandonó el 6 de septiembre la coalición, dejando al Ejecutivo sin mayoría.

POLÍTICOS "DISOCIADOS DE LA REALIDAD"

La batalla política con USR PLUS, pero también la guerra interna que Citu libró con el ya expresidente de su propio partido Ludovic Orban para arrebatarle el liderazgo del centroderecha, centraron toda la atención del Gobierno.

"Podemos resumir lo que ha pasado en una sola palabra: disociación; disociación entre la clase política y la realidad social y las necesidades de los ciudadanos", dice a Efe el comentarista político Radu Magdin.

Isac coincide en el diagnóstico. "Los políticos rumanos han vuelto a suspender un examen de madurez", afirma el analista, quien añade: "La incapacidad de llegar a acuerdos de la clase política tiene ya rasgos tragicómicos".

LOS EFECTOS DEL BLOQUEO

"Como es habitual en Rumanía, las autoridades locales y gubernamentales se paralizan hasta la instauración de un nuevo gobierno", declara Isac.

"El proceso de volver a repartirse los cargos públicos socavará una vez más la capacidad de reacción del Estado", pronostica el experto.

PELIGRA EL DINERO EUROPEO

Según Magdin, la interinidad del Gobierno impedirá que acometa las reformas de la administración pública que la Comisión Europea (CE) exige como condición para recibir parte de los 29.000 millones de euros del Plan de Recuperación poscovid.

A la posibilidad de estos retrasos se suman las dificultades que tendrá a la hora de seguir imponiendo restricciones impopulares para frenar la cuarta ola de la pandemeia y hacer frente al colapso de los hospitales.

UNA CUARTA OLA DRAMÁTICA

Rumanía registró este miércoles el récord absoluto de muertos diarios de covid (331 fallecimientos) y los hospitales se están quedando sin espacio para atender a los más de 14.000 ingresados por coronavirus, de los que más de un 10 % están en estado grave.

En la manifestación más multitudinaria desde el principio de la pandemia, más de 15.000 personas protestaron en Bucarest el pasado sábado contra los toques de queda para no vacunados con que el Gobierno intenta elevar un índice de inmunización que no supera el 28 %.

POCAS PERSPECTIVAS DE ACUERDO

A días de las negociaciones para formar nuevo gobierno, las posiciones de los partidos capaces de aunar una mayoría suficiente en el Parlamento parecen irreconciliables.

El PNL del primer ministro aspira a que se invista un Ejecutivo minoritario dirigido de nuevo por Citu, que gobernaría buscando apoyos puntuales, pero tanto el Partido Social Demócrata (PSD) como USR PLUS han rechazado esta idea.

USR PLUS quiere rehacer su coalición con el PNL, siempre que el nuevogGobierno no esté dirigido por Citu, que no está dispuesto a dar un paso atrás.

El panorama augura semanas de bloqueo político, en las que mantener a raya los precios y al virus seguirá siendo lo de menos para los políticos.

Marcel Gascón

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente