La inflación en Brasil registra el peor mes de agosto en 21 años

·3 min de lectura

La inflación en Brasil se ubicó en 0,87% en el peor mes de agosto desde 2000, y acumula 9,68% en los últimos 12 meses, acercándose un poco más a la temida cifra de dos dígitos.

En lo que va de año, el índice de precios al consumo avanzó 5,67%, por encima del techo de la meta del Banco Central (BCB), de 5,25%, para todo 2021.

"Es la mayor variación para un mes de agosto desde 2000", informó este jueves el instituto oficial de estadísticas (IBGE). En agosto de 2020, la inflación marcó 0,24%, mientras que en julio de este año fue de 0,96%.

El rubro que más impactó en el avance de los precios fue el de transportes, especialmente con un alza del 2,80% de la gasolina, consecuencia del alza del petróleo en el mercado internacional. En todo el año, la gasolina acumula un avance del 31,09% y el etanol, del 40,75%.

Dos rubros que tuvieron un gran impacto en los precios, influenciados por la grave crisis hídrica que vive el país, fueron alimentación y bebidas (1,39%) y gastos de vivienda (0,68%), con destaque de la energía eléctrica (1,10%).

Para Luciano Nakabashi, profesor asociado de la Facultad de Economía de Riberao Preto de la Universidad de Sao Paulo, otros factores presionan los precios al alza en Brasil, entre ellos, la depreciación del real, que encarece las importaciones, y "una serie de problemas en las cadenas productivas globales que provocaron un aumento en algunos productos".

El dato de la inflación de los últimos 12 meses revive los temores de una inflación de dos dígitos, una situación que Brasil vivió en los 80 y los 90 del siglo pasado.

- "Una noticia vieja" -

Para el economista André Perfeito, de la consultora Necton, el dato de agosto "ya nace como noticia vieja, por decirlo de algún modo. Los reajustes de la energía y la crisis hídrica, sumados a los efectos de una paralización parcial de camioneros, hacen que el mercado esté más resistente".

Cientos de camioneros bloquean desde el martes carreteras de más de 10 de los 27 estados de Brasil en apoyo a Jair Bolsonaro, en su guerra abierta con los poderes Legislativo y Judicial, pese a que el mandatario les pidió el miércoles por la noche que se retiraran para no generar "desabastecimiento e inflación".

La disparada inflación es, junto al desempleo, que afecta a 14,4 millones de brasileños, el peor dolor de cabeza en el terreno económico para Bolsonaro, cuya popularidad cayó a su peor nivel (24%) por su caótica gestión de la pandemia y las investigaciones judiciales en su contra.

Para intentar contener los precios, el BCB llevó a cabo varias subidas consecutivas de la tasa básica de interés. En agosto, la dejó en 5,25% e indicó que en septiembre prevé realizar un nuevo aumento.

La apuesta de Necton es que la subirá al 6,25%.

Muchos economistas advierten, sin embargo, que las tasas elevadas pueden ahogar la recuperación económica tras la debacle causada por la pandemia en 2020.

En el segundo semestre del 2021, la principal economía latinoamericana frenó su recuperación, al contraerse un 0,1% en relación al primer trimestre, aunque el BCB espera un crecimiento del 5,22% para el año.

jm-mls/app/mr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente