Inflación anual en Argentina acumula en agosto el 78,5%, la más alta en 30 años

La inflación argentina sumó otro 7% en agosto, desacelerando levemente respecto a julio, pero sumó un incremento del 78,5% anual, la cifra más alta en tres décadas, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, INDEC.

Una espiral sin freno. Los precios al consumidor en Argentina llegaron al 78,5% anual, la mayor tasa registrada en 30 años, mientras los expertos prevén que al cerrar el 2022 la inflación anualizada alcance el 100%.

El dato lo dio el Instituto Nacional de Estadística y Censos, Indec, quienes reportaron que el índice de inflación en agosto fue del 7% en comparación con julio, una leve caída con respecto a la tasa del 7,4% que se había registrado en el séptimo mes del año.

Según Lautaro Moschet, economista de la Fundación Libertad y Progreso, "el dato de agosto, aunque siga siendo inusualmente alto, anuló las sospechas de espiral inflacionaria y, por lo tanto, la dinámica exponencial".

Coincidencia con la llegada de Sergio Massa a la cartera de Economía

Esta leve caída de los precios en agosto respecto a julio coincidió con la asunción de Sergio Massa como nuevo ministro de Economía de Argentina y el anuncio de sus primeras medidas orientadas a intentar corregir los fuertes desequilibrios macroeconómicos del país.

Antes, Massa adelantó que julio y agosto serían los dos meses del año "más dificultoso en materia inflacionaria", pero aseguró que desde septiembre la curva de precios comenzaría a ceder.

El Banco Central aumentó en agosto la tasa de interés de referencia al 69,5% para intentar enfriar la inflación.

"Es una política que va un poco más al fondo, por lo menos buscando estabilizar en el corto plazo. Se ataca el desequilibrio monetario, limitando la financiación del Banco Central al Tesoro, suben las tasas de interés para llevarlas a un nivel positivo en términos reales, y se muestra cierta austeridad fiscal para cumplir con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)", dijo a EFE el economista Fernando Baer.

Argentina y el FMI corrigieron en julio su proyección de inflación para 2022, hasta un rango de 52-62%, desde una tasa del 50,9% en 2021.

Con EFE