Infertilidad masculina: una enfermedad de “alerta nacional”

En España, la infertilidad es una enfermedad real que afecta a 700.000 parejas y, según los expertos, hay problemas añadidos como que la calidad del semen del hombre se ha deteriorado mucho. ¿Conoces las soluciones para poder concebir?

La polución, el tabaco, trabajar con pesticidas y otros factores hacen que la tasa de éxito sea menor por lo que habrá parejas con depresiones y ansiedades. (Foto: Getty)

La infertilidad afecta a 1 de cada 5 parejas, y se estima que en el 2020 afectará a 1 de cada 4, según datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). Por otro lado, de acuerdo con una encuesta de Merck, el 29 por ciento de los hombres no sabe a qué especialidad acudir ante un problema para concebir con su pareja, y el 34 por ciento de ellos piensa que sería el ginecólogo.

De ahí que durante el XXVIII Encuentro Fundación Salud 2000, celebrado bajo el título ‘Salud reproductiva: Situación actual y perspectivas de futuro en España’, los expertos adviertan sobre las graves consecuencias que ocasionan los problemas de infertilidad y de esterilidad de las parejas españolas, asegurando que la infertilidad es una enfermedad de “alerta nacional”.

Y es que la infertilidad es un problema que concierne tanto a hombres como mujeres, prueba de ello es que, la mitad de los casos de infertilidad (en la consulta de la Unidad de Reproducción Asistida de HLA Mediterráneo) son debidos al factor masculino.

Según un estudio de la Universidad de Murcia, hasta un 15 por ciento de los varones podría sufrir esterilidad hoy en día. (Foto: Getty)

“La Unidad es el lugar adecuado para el estudio y tratamiento de la esterilidad, ya sea por causa masculina o femenina”, explica el Dr. Iván Giménez Peralta, responsable de la UR Almería, y añade que “es donde se puede realizar las pruebas necesarias para el diagnóstico del varón y la indicación del tratamiento más adecuado a su problema para conseguir un embarazo de su pareja”.

El semen no cumple con los estándares de normalidad

La infertilidad en los hombres está determinada por diferentes causas, como problemas físicos de los testículos, bloqueos de los tubos que transportan el semen, patologías del hígado o renales, enfermedades genéticas y factores ambientales y estilo de vida.

Además, hay un sinfín de factores que pueden reducir la calidad de los espermatozoides, como el tabaco (mira los efectos del cigarro sobre la salud reproductiva de ambos sexos), determinadas enfermedades durante la infancia y la edad adulta, fiebres altas, la exposición a sustancias químicas tóxicas o radiación, el estrés o ciertos fármacos. Hasta  el uso de ropa apretada y el tipo de calzoncillos que uses (boxers o slips) pueden determinar la calidad del esperma.

Pero lo que realmente preocupa a los especialistas es la tendencia creciente de casos de infertilidad en los hombres en las últimas décadas. Así lo pone de manifiesto una investigación publicada de la revista ‘Human Reproduction Update‘, donde se afirma que el semen de los varones occidentales es peor ahora que hace 40 años.

Además, según la SEF, más del 50 por ciento del esperma no cumple con los estándares de normalidad, y según un estudio de la Universidad de Murcia, hasta un 15 por ciento de los varones podría sufrir esterilidad hoy en día.

“Algunas de las causas que se barajan para este aumento no están claras, pero sí que hay diversos estudios que lo relacionan con los nuevos hábitos de vida como el sedentarismo o la exposición a la contaminación; y a las patologías que se relacionan a estos nuevos hábitos, como la obesidad, apunta el especialista.

¿Qué se puede hacer?

La infertilidad masculina no implica necesariamente que un hombre no pueda tener hijos. Hay diferentes técnicas de reproducción asistida para poder concebir, antes de optar por otros métodos como la donación de esperma.

El seminograma es la prueba inicial para evaluar la fertilidad masculina, “pero siempre es aconsejable que sea estudiada y realizada en un centro de Reproducción Asistida donde tratan este tipo de casos a diario”, aclara el Dr. Giménez. Esta prueba debe basarse en los estándares establecidos por la OMS, en los cuales se cita que un hombre sano debe tener más de 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen (hace 10 años estos parámetros se situaban en los 20 millones).

Además del seminograma, hay estudios más detallados como la capacitación, que consiste en el estudio de la movilidad del espermatozoide e indica la capacidad de fecundar el ovocito.

Asimismo, existen estudios de fragmentación espermática, una técnica que permite identificar qué simientes tienen en su ADN material nuclear dañado para ser descartados, y mediante la técnica de columnas de anexina seleccionar aquellos aptos para la fecundación.

También es posible aplicar estudios genéticos a los espermatozoides para detectar anomalías en los que puedan impedir el embarazo, causar abortos y originar irregularidades en el embrión.

La Unidad de Reproducción Asistida de HLA Mediterráneo cuenta con la última tecnología para ofrecer las mejores opciones y resultados a todos los pacientes que acuden, siempre respaldados de profesionales de probada trayectoria.

¿Conocías estas técnicas? ¿Tú o tu pareja habéis tenido problemas para concebir? ¿Tuvisteis que recurrir a la reproducción asistida? Cuéntanos tu experiencia

También puede interesarte:

eLiquid: La nueva y preocupante forma de tomar Viagra de los jóvenes

Si tienes problemas de erección deberías fijarte en el estado de tus encías

A los hombres no les preocupa su salud sexual (tanto como a las mujeres)

Perdón por decirlo así pero estar gordo (va por ellos) impide que seáis padres

Crean espermatozoides a partir de células madre extraídas de los testículos

¿Existen alimentos que favorecen la fertilidad?

Azoospermia y aneyaculación, las disfunciones masculinas que (cada día) serán más frecuentes

Usar slips puede ser causa de infertilidad masculina