Indonesia prohíbe la construcción de nuevas plantas de carbón con excepciones

·2 min de lectura

Yakarta, 15 nov (EFE).- El presidente indonesio, Joko Widodo, ha prohibido mediante un plan de regulación presidencial la construcción de nuevas centrales eléctricas de carbón en el país, con algunas excepciones, con el fin de promocionar las energías renovables.

La iniciativa Regulación Presidencial sobre la Aceleración de las Energías Renovables, presentada el miércoles, también insta al Gobierno a diseñar un plan para acelerar la eliminación de todas las centrales de carbón antes de 2050, un objetivo marcado anteriormente.

Las excepciones a la prohibición son las centrales de carbón que ya cuentan con permiso de construcción y cualquier planta relacionada con el Proyecto Nacional Estratégico sobre la creación de empleo y riqueza en el país.

Según el plan, las centrales exentas de la prohibición deberán emitir al menos un 35 por ciento menos de gases contaminantes que las plantas de carbón actualmente en funcionamiento y deberán parar su actividad para el 2050.

Actualmente, el carbón supone el 37 por ciento de la producción total de energía en Indonesia, frente al petróleo (32 por ciento), el gas (19 por ciento) y las renovables (13 por ciento), según datos del Ministerio de Energía.

Según un estudio de la Universidad de Maryland (EE.UU.) publicado este año, Indonesia necesitaría 32.000 millones de dólares para financiar la eliminación de las 72 centrales de carbón con las que cuenta actualmente antes de 2045, lo que requeriría ayuda internacional.

Sin embargo, los autores del estudio estiman que los beneficios por el ahorro de los subsidios al carbón e impactos a la salud ascenderían a entre 34.800 y 62.300 millones de dólares.

Indonesia se ha marcado el objetivo de alcanzar las cero emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2060.

La reducción del CO2 y otros gases contaminantes serán uno de los objetivos de la próxima cumbre del clima que tendrá lugar en Egipto en noviembre, en medio de los efectos cada vez más persistentes de la crisis climática con sequías en Europa y China o inundaciones en Pakistán.

(c) Agencia EFE