Indonesia entra en recesión por primera vez desde 1999

·2 min de lectura
Imagen de un tráfico fluido en una céntrica avenida de Yakarta tomada el 30 de octubre de 2020, tras meses de impulso del teletrabajo por parte del Gobierno de Indonesia
Imagen de un tráfico fluido en una céntrica avenida de Yakarta tomada el 30 de octubre de 2020, tras meses de impulso del teletrabajo por parte del Gobierno de Indonesia

Indonesia entró en recesión por primera desde la crisis financiera asiática hace más de veinte años a raíz del impacto de la pandemia de coronavirus, anunció el jueves la agencia nacional de estadística.

El Producto Interno Bruto (PIB) de la primera economía del sureste asiático cayó 3,49% en el tercer trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que se suma a la contracción del 5,3% en el segundo.

La última recesión de Indonesia se remonta a 1999, a raíz de la crisis financiera asiática que hundió al país en una grave crisis económica y supuso la caída del dictador Suharto un año antes.

La contracción en el tercer trimestre es superior al 3,2% previsto por los economistas. Pero con relación al trimestre precedente, el PIB indonesio creció 5,05%, lo que sugiere que el archipiélago ha dejado atrás lo peor de la crisis.

Una economía entra en recesión cuando registra dos trimestres consecutivos en rojo.

El director de la oficina de estadísticas Suhariyanto constató una mejora de la economía y "una buena tendencia en lo que respecta al cuarto trimestre".

Indonesia, menos integrada en los intercambios mundiales que otros países de la región, limitó el impacto de la crisis económica, en comparación con Singapur, cuyo PIB se hundió 13% en el segundo trimestre.

Como numerosos países golpeados por la epidemia de coronavirus, Indonesia tuvo que adoptar medidas sanitarias que han paralizado numerosas empresas y dejaron a millones de trabajadores del sector informal sin ingresos.

Indonesia es el país del sureste asiático más afectado por el coronavirus con más de 420.000 casos y 14.000 muertos, estadísticas que probablemente esconden una situación mucho peor dado el poco número de tests que se han hecho.

El presidente indonesio Joko Widodo promulgó esta semana la "ley ómnibus", un ambicioso paquete de medidas que pretenden atraer inversión extranjera.

Pero los sindicatos lo acusan de minar el derecho laboral, mientras que los defensores del medioambiente denuncian la flexibilización de reglas que podrían alentar la deforestación.

bur-lgo/roc/af/mar