Inditex (Zara) deja atrás las cifras negativas en el primer trimestre de 2021

·2 min de lectura
Varios clientes hacen cola para entrar en una tienda de Zara en un centro comercial de Lisboa, el 19 de abril de 2021

El gigante textil español Inditex, propietario entre otros de Zara, registró un beneficio neto de 421 millones de euros (512 millones de dólares) en el primer trimestre de su periodo fiscal de 2021 (febrero-abril) gracias sobre todo a las ventas por internet.

El resultado contrasta con las inéditas pérdidas registradas en el mismo periodo del año pasado debido al confinamiento por la pandemia, cuando el grupo había registrado un resultado negativo de 409 millones de euros (498 millones de dólares).

Según los resultados anunciados el miércoles, el grupo facturó 4.900 millones de euros (5.967 millones de dólares) durante el período de febrero a abril con un aumento de casi el 50% en sus ventas, en comparación con el mismo período del año pasado, cuando sus tiendas estuvieron cerradas durante seis semanas.

"Las ventas han crecido en todas las áreas geográficas y en cada una de las cadenas, en un entorno caracterizado por el hecho de no poder disponer aún del 24% del horario comercial (con el 16% de las tiendas cerradas aún al cierre del trimestre), y con otras restricciones de aforo", indicó Inditex en un comunicado de prensa.

Las ventas en internet del grupo crecieron un 67% en los tres meses estudiados, según Inditex.

"A tipo de cambio constante, la cifra de ventas supone colocarse ya un 11,5% por debajo del mismo periodo en 2019", es decir, en el periodo prepandemia, señaló el comunicado.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, destacó que "la diferenciación y transformación estratégica hacia un modelo de negocio totalmente integrado, digital y sostenible continúa dando resultados".

En 2020, Inditex, que posee las marcas Zara, Berksha, Oysho, Stradivarius y Pull&Bear, registró un beneficio de 1.100 millones de euros (1.340 millones de dólares), en baja de 70% debido a la pandemia.

Los grandes grupos textiles se han visto muy afectados por las restricciones vinculadas a la crisis sanitaria.

El sueco H&M vio su beneficio neto dividido por diez en 2020, mientras que el japonés Fast Retailing (Uniqlo) sufrió una caída de 44% de sus beneficios en el año fiscal 2019-2020.

mig/zm/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente