Por qué trabajadores de Inditex van a la huelga en pleno Black Friday en A Coruña

Imagen de archivo de un establecimiento de Zara.
Imagen de archivo de un establecimiento de Zara.

Imagen de archivo de un establecimiento de Zara.

Los trabajadores de las tiendas de Inditex en la provincia de A Coruña irán a la huelga el 25 de noviembre, coincidiendo con el Black Friday, un día señalado por el gran movimiento comercial que despiertan las ofertas especiales.

“La huelga afectará a todos los trabajadores de las distintas marcas de Inditex: Zara, Zara Home, Stradivarius, Bershka, Pull&Bear, Oysho, Tempe, Lefties, Massimo Dutti y Kiddy’s Class. En algunas cadenas incluso se plantean ampliar la huelga hasta el día anterior, jueves 24, debido a que Inditex tiene la costumbre de adelantar ofertas”, ha explicado la Confederación Intersindical Gallega (CIG) en un comunicado. Cerca de 1.300 trabajadores están llamados a secundar el paro.

Los trabajadores demandan mejoras salariales. En una reunión celebrada este jueves entre la multinacional y el sindicato no ha habido avances. Como aclara Cinco Días, CIG demanda un incremento de 440 euros por cada dependiente, mientras que Inditex propone una mejora salarial “en el entorno de los 180 euros mensuales durante el primer año a partir de la firma del acuerdo; llegar a 200 en el segundo, y a 240 en el tercero”.

“En la provincia donde está la sede de Inditex y donde vive el hombre más rico del Estado español, los trabajadores de las tiendas no llegamos a fin de mes. Lo único que pedimos es tener un salario digno y unas condiciones como las que ya tienen en otras empresas”, han enfatizado los delegados del CIG.

Incentivo vinculado a las ventas y más comisiones

Por otro lado, este viernes se ha conocido que Inditex concederá un incentivo vinculado a ventas a todos los dependientes de España, la mayoría mujeres, y revisará los sistemas de comisiones de ventas, al tiempo que mejorará el ‘plus sede’ a los de A Coruña, según el acuerdo firmado con los sindicatos CC.OO. y UGT, que no ha contado con el respaldo de la Confederación Intersindical Gallega (CIG).

Tras varias rondas de negociaciones con los sindicatos, la compañía fundada por Amancio Ortega ha acordado ofrecer un incentivo vinculado a ventas que los dependientes del grupo de España cobrarán en febrero de 2023 y mejorar las comisiones en un contexto marcado por la inflación y la pérdida de poder adquisitivo, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras del acuerdo.

En concreto, el acuerdo contempla la recuperación del incentivo de dependientes en todo el grupo, que se eliminó con la pandemia, aumentando su cuantía a 1.000 euros (600 euros para jornadas menores de 24 horas), que se abonará en la nómina de febrero de 2023, al tiempo que abre una negociación para establecer en todas las marcas de la compañía un sistema de incentivos y comisiones “más transparente, universal y equitativo, además de tener en consideración la omnicanalidad de ventas física y online”, han explicado los sindicatos firmantes.

El acuerdo contempla la recuperación del incentivo de dependientes en todo el grupo, que se eliminó con la pandemia, aumentando su cuantía a 1.000 euros (600 euros para jornadas menores de 24 horas)

Al margen de estas medidas para la fuerza de ventas de todo el territorio nacional, Inditex y los sindicatos CC.OO. y UGT han firmado la mejora del ‘plus sede’ para los dependientes de A Coruña, con un incremento progresivo repartido en tres años.

Así, la compañía incrementará en A Coruña el ‘plus sede’ (2.700 euros para 2022, 3.000 euros para 2023, 3.600 euros para 2024), lo que supone subidas de 1.843,95 euros, 2.143,95 euros y 2.743.95 euros, respectivamente, que serán superiores, según los sindicatos, con los porcentajes de subida que se pacten en convenio.

Igualmente, la dirección del grupo Inditex se ha comprometido en el acuerdo a a implicarse más en el desbloqueo y actualización salarial de los convenios autonómicos y provinciales.

Según los sindicatos, el 57% de los trabajadores de Inditex están actualmente en convenios sin renovar y, en consecuencia, con sus retribuciones congeladas, lo que necesariamente puede llevar a escenarios de conflicto en el mes de diciembre en esos ámbitos territoriales.

“Se trata, sin duda, de un acuerdo estratégico, tanto a nivel estatal como en el ámbito de A Coruña, que hace partícipe al conjunto de plantilla de la buena marcha económica de Inditex”, han resaltado los sindicatos, que han calificado el acuerdo de “histórico”.

“En las últimas semanas, siguiendo la lógica global de acuerdos estatales que han sido clave en la pandemia, postpandemia y proceso de absorciones, y de forma complementaria a la negociación estratégica abierta del Plan de Igualdad de Grupo, desde UGT y CC.OO. hemos planteado a Inditex negociar medidas de aplicación en el conjunto del grupo y en A Coruña que hagan frente, a corto y medio plazo, a la pérdida de poder adquisitivo”, han subrayado.

Dicho acuerdo ha sido ratificado por ambos sindicatos, quedando sin el respaldo de la CIG, que, en principio, mantiene sus movilizaciones.

Inditex cuenta en la actualidad con casi 6.500 tiendas en el mundo y unos 165.000 empleados, de los que el 86% pertenecen a tiendas, mientras que la plantilla global de España, con casi 1.300 establecimientos, asciende 46.000 trabajadores.

Related...