Indignación por la presencia de una máquina recreativa con cachorros en un centro comercial chino

Una máquina recreativa en la que el máximo premio son perros y gatos ha causado una gran indignación en China. Después de que la modelo china Ju Xiaowen denunciara la situación subiendo un vídeo a Weibo, red social en la que tiene más de tres millones de seguidores, la empresa encargada se ha visto obligada a retirar del mercado estas instalaciones.

El funcionamiento no era muy distinto al de otras máquinas recreativas, que se ponen en marcha con monedas, dando paso a un juego en pantalla y optando a distintos premios si se logra vencer. En este caso, el mayor galardón era un cachorro de perro o gato, como se puede apreciar en las imágenes. También se opta a premios materiales, más corrientes en este tipo de juegos de entretenimiento.

En una parte lateral del armazón metálico, los mamíferos hacen de reclamo para las personas que pasan por allí. En tres pequeños cubículos cohabitan cachorros que duermen, comen y hacen sus necesidades ante la mirada de los viandantes.

El hecho de que se utilice a animales vivos como trofeo ha suscitado un aluvión de críticas en la red social china de personas que no comprenden esta práctica. Incluso la organización animalista PETA solicitó a la empresa Yi Chong Yi Wu que diese marcha atrás y que paralizase la distribución de máquinas similares, ya que esos cachorros no son objetos ni obsequios.

Finalmente, la empresa se ha hecho eco de las quejas y ha retirado estos juegos del centro comercial Longemont en Shanghai, donde fueron grabadas las imágenes, y de otros lugares públicos del país asiático. La difusión del vídeo por parte de un personaje público como la modelo Ju Xiaowen ha servido para ejercer presión sobre la compañía.