"Indignación" por la selección de la española CAF para fabricar trenes franceses

El logotipo de la empresa estatal SNCF, en un tren de alta velocidad estacionado el 15 de febrero de 2018 en la Gare de Lyon, en París

La Confederación Intersindical del grupo francés Alstom manifestó este jueves su "indignación" después de que la empresa ferroviaria nacional francesa SNCF seleccionara a la constructora española CAF para la fabricación de 28 nuevos trenes.

Los sindicatos denunciaron en un comunicado "el doble discurso de las autoridades públicas, que promueven una industria ferroviaria nacional fuerte y al mismo tiempo adjudican un contrato por valor de 2.000 millones de euros de financiación pública a una empresa española", rival de Alstom.

La intersindical "hará todo lo que esté en su poder" para que "la razón prevalezca en el próximo Consejo de Administración de la SNCF", del 24 de octubre, en el cual el pedido de los primeros trenes debe aún ser aprobado, agregó.

La constructora española CAF, que posee una planta en Francia, fue seleccionada el miércoles para que fabrique 28 nuevos trenes para las líneas regionales que conectan París con Toulouse (sur), y la capital francesa con Clermont-Ferrand (centro).

"La oferta de CAF resultó ser la mejor según los criterios de rendimiento técnico, innovación y costo", indicó la SNCF en un comunicado en el que anunció un pedido valorado en unos 700 millones de euros.

La empresa española pasó así por delante del grupo francés Alstom, habitual fabricante de los trenes que circulan en Francia.