Indignación por declaraciones de Infantino sobre el Mundial bienal y la crisis migrante

·3 min de lectura

El presidente de la FIFA quedó en el centro de las miradas luego de sus dichos ante el Consejo de Europa, la principal organización de derechos humanos del continente. El director ejecutivo de Football Supporters Europe tildó de "repugnantes" los conceptos del mandatario del fútbol, quien horas más tarde afirmó que fue “malinterpretado”.

La Copa del Mundo cada dos años, el ferviente deseo de Gianni Infantino, es materia de discusión en materia futbolística, hasta ahora encontrando pocos beneficios a la competencia. En su constante gira por encontrar respaldo a su proyecto, el presidente de la FIFA incurrió en dichos que no cayeron bien en las organizaciones de derechos humanos luego de asegurar que un Mundial más frecuente es una idea inclusiva y capaz de evitar que los migrantes africanos fallezcan en el mar Mediterráneo.

“Necesitamos incluir a todo el mundo para dar esperanza a los africanos para que no tengan que cruzar el mar para encontrar una vida mejor, pero que más probablemente encuentren la muerte”, manifestó en su discurso del miércoles 26 de enero frente al Consejo de Europa, la principal organización de derechos humanos del Viejo Continente.

Estas aseveraciones fueron tomadas a mal por distintos organismos humanitarios. Ronan Evain, director ejecutivo de Football Supporters Europe, catalogó como “repugnantes” los comentarios de Infantino, a quien acusó de no estar capacitado para dirigir el fútbol mundial.

Por su parte, el director de medios europeos de Human Rights Watch (HRW), Andrew Stroehlein, afirmó que sus colegas de HRW “entrevistan a refugiados de todo el mundo casi todos los días y nunca mencionan el momento de los torneos de la Copa del Mundo”.

Horas más tarde del mismo miércoles, Infantino comunicó que sus declaraciones habían sido “malinterpretadas” y que su intención era dejar en claro que el fútbol puede contribuir a “ayudar a mejorar la situación de las personas en todo el mundo” y que no necesariamente iba a ser una solución para la crisis migratoria.

El directivo explicó que su mensaje iba dirigido a que “todos los que ocupan un puesto de toma de decisiones tienen la responsabilidad de ayudar a mejorar la situación de las personas en todo el mundo”.

“Si hay más oportunidades disponibles, incluso en África, pero no limitadas solamente a ese continente, esto debería permitir que las personas aprovechen estas oportunidades en sus propios países, ese fue mi comentario”, cerró.

En su oratoria, el presidente de FIFA resaltó la necesidad de acortar la distancia entre el mercado de Europa y el de los demás continentes, algo que –según él- puede conseguirse con los más de cuatro billones de dólares de ingreso adicionales con que apuntan a acreditar con un Mundial cada dos años.

“Este tema no se trata de si queremos una Copa del Mundo cada dos años, sino de qué queremos hacer por el futuro del fútbol”, señaló. El cabecilla del organismo mundial apuntó que “el fútbol se trata de oportunidades, de esperanza de selecciones nacionales”. “No podemos decirle al resto del mundo que nos dé su dinero, sus mejores jugadores y que lo miren por la televisión, necesitamos incluirlos”, añadió.

Según datos expresados por la Organización Internacional para las Migraciones, la cual está afiliada a la ONU, más de 1.315 personas murieron intentando cruzar el mar Mediterráneo en 2021 huyendo de la pobreza y los enfrentamientos armados de África y Medio Oriente.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente