India remarca que no impuso "ninguna prohibición a la exportación de vacunas"

Nueva Delhi, 2 abr (EFE).- El Gobierno indio remarcó este viernes que el país no ha impuesto "ninguna prohibición a la exportación de vacunas" contra el coronavirus de fabricación india, después de que se reportaran retrasos en los suministros a otros Estados, aunque subrayó que la prioridad es cubrir la demanda de dosis interna.

"Las exportaciones se realizarán teniendo en cuenta nuestras necesidades internas. Estoy seguro de que nuestros socios entienden que el objetivo principal de las vacunas es su consumo interno. (Aún así) quiero enfatizar que no hemos impuesto ninguna prohibición a la exportación de vacunas", aseguró en una rueda de prensa el nuevo portavoz del Ministerio de Exteriores indio, Arindam Bagchi.

El portavoz reveló que hasta ahora la India ha exportado vacunas a más de 80 Estados, subrayando que "ningún país ha compartido con el mundo el mismo número de vacunas (mientras inmuniza) a su propia población", e indicó que tratarán de mantener esa política exterior.

"Respecto a las inquietudes de otros países, nuestra posición se ha trasladado adecuadamente a través de nuestros canales oficiales", concluyó Bagchi tras una pregunta sobre las quejas de países vecinos, como Nepal, sobre el retraso en la llegada de cargamentos de vacunas.

LA FARMACIA DEL MUNDO

La India, conocida como "la farmacia del mundo" por la capacidad de producir medicamentos de bajo costo y a gran escala, es una de las pocas naciones que se autoabastecen de las vacunas anticovid, al tiempo que exportan dosis a otros países.

El Instituto Serum de la India (SII), uno de los mayores fabricantes de la fórmula de AstraZeneca, Covishield; y el laboratorio indio Bharat Biotech, productor del suero indígena Covaxin, destinan gran parte de su producción a la necesidad local de este país de 1.350 millones de habitantes.

Además, como parte de su diplomacia de la vacuna, la India permite también una parte de esa producción a la exportación, habiendo enviado hasta ahora 64,4 millones de dosis a más de 80 países, según los últimos datos del Ministerio de Exteriores.

Esas exportaciones comenzaron el pasado 20 de enero con los vecinos Maldivas y Bután, mientras que los últimos cargamentos se despacharon el 29 de marzo a Palestina, el Yemen y de nuevo Maldivas.

De esos envíos a 84 países, 10,4 millones de dosis se enviaron como donaciones a naciones amigas, 35,8 millones en transacciones comerciales y 18,2 millones como parte del programa de distribución global COVAX, que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que la producción india de Covishield es fundamental.

UNICEF, miembro de la iniciativa COVAX, ha revelado retrasos en un cargamento que estaba inicialmente previsto para este mes.

SEGUNDA OLA EN LA INDIA

Las quejas sobre estos retrasos han coincidido con un fuerte repunte de contagios en la India en plena segunda ola, llegándose a registrar en la última jornada 81.466 infecciones, según datos del Ministerio de Salud, la cifra más alta en seis meses y muy cerca del pico de la pandemia, con casi 100.000 casos diarios el pasado septiembre, elevando el total en el país a 12,3 millones.

Ante esta situación, la India ha acelerado la campaña de vacunación en el país, suministrando en las últimas 24 horas 3,6 millones de dosis, un récord diario que coincidió con el comienzo de una nueva fase en la que podrán inmunizarse los mayores de 45 años.

Con la apertura ayer de los beneficiarios desde los 60 a los 45 años, la India extendió la inmunización más allá de los grupos previstos en el plan inicial para cubrir a 300 millones de personas en seis meses, que incluía a sanitarios y otros trabajadores de la primera línea, y a mayores de 50 años con enfermedades crónicas.

(c) Agencia EFE