India detiene a nueve personas involucradas en el colapso del puente que causó 141 muertes

El puente colgante que se derrumbó el domingo en Morbi, en el estado de Gurajat, en India. (Photo: EFE/EPA/SIDDHARAJ SOLANKI)
El puente colgante que se derrumbó el domingo en Morbi, en el estado de Gurajat, en India. (Photo: EFE/EPA/SIDDHARAJ SOLANKI)

El puente colgante que se derrumbó el domingo en Morbi, en el estado de Gurajat, en India. (Photo: EFE/EPA/SIDDHARAJ SOLANKI)

La Policía de India ha detenido a nueve trabajadores de la empresa Oreva, encargada de las labores de renovación del puente colgante que se derrumbó el domingo en Morbi, en el estado de Gurajat, donde al menos 141 personas han muerto, 47 de ellas menores de edad.

Los arrestos han tenido lugar a medida que la compañía se enfrenta a diversas acusaciones por violar la normativa de seguridad y proceder a reabrir el puente antes de tiempo, lo que habría provocado la tragedia.

Oreva dejó presuntamente los aspectos técnicos de la renovación del puente en manos de una empresa menor con un historial desconocido, Devprakash Solutions, según informaciones de la cadena de televisión NDTV.

Así, tal y como han indicado los agentes, los primeros informes apuntan a que Oreva procedió a reabrir el puente antes de lo previsto y sin contar con el certificado pertinente por parte de las autoridades. Los servicios de esta empresa fueron contratados el pasado marzo y el puente había sido reabierto hace tan solo cinco días, el 26 de octubre.

Sin embargo, el contrato indicaba que el puente debía estar cerrado al menos durante ocho meses o un año para sacar adelante las labores de mantenimiento pertinentes.

Está previsto que el primer ministro, Narendra Modi, visite este martes Morbi en el marco de su viaje de tres días a Gujarat, donde tiene previsto celebrar varios eventos electorales. Modi ha prometido que “no dejará tierra sin remover” a la hora de dar respuesta y ayuda a los supervivientes, heridos y familiares de las víctimas.

Miles de personas transitaron por el puente

El accidente tuvo lugar la tarde del domingo alrededor de las 18.30 hora local (13.00 GMT), cuando los cables de un puente colgante de la localidad de Morbi, sobre el que caminaban cientos de personas, comenzaron a ceder hasta el desplome de la estructura.

Imágenes grabadas después del accidente muestran a decenas de personas que seguían aferradas a los extremos que quedaron en pie para evitar caer al agua.

Varios miles de personas habían visitado en estos últimos días este paso peatonal, situado sobre el río Machchhu y construido hace casi 150 años. Descrito como “maravilla de la ingeniería”, este paso peatonal era una concurrida atracción de la localidad, y en el momento del accidente se presume que entre 400 y 500 personas se encontraban en el lugar, y más de un centenar cayeron al río.

“Llegaron tres ruidos y el puente se rompió”

Ashwin Mehra, uno de los supervivientes de la tragedia, relató a la agencia local de noticias ANI el momento en el que vio a un grupo de jóvenes sacudiendo la estructura cuando “escucharon tres ruidos y el puente se rompió”.

Tanto Mehra como su amigo Prakash lograron salvarse aferrándose a las ramas de un árbol cercano, agregó.

Migul Rawal, otro superviviente, no corrió con la misma suerte: cayó al río y ahora debe someterse a una operación en la pierna, según contó al diario India Today. “Había mucho tráfico. La gente discurría por ambos lados. El puente también temblaba mucho. Nosotros, la gente de Morbi, vamos muy a menudo por ese puente, pero nunca lo habíamos visto temblar tanto”, sentenció.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR