El independentismo catalán muestra unidad en la conmemoración del referéndum ilegal del 1-O

·1 min de lectura

Cuatro años después del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, el independentismo no abandona esa vía como solución al conflicto político.

Entre abrazos se reunieron este viernes algunas de las figuras más destacadas del secesionismo y del Gobierno catalán en un acto para conmemorar el 1-O.

Un evento, el de 2017, que marcó un antes y un después en el conflicto entre Cataluña y el Gobierno de España. Ahora, en plena fractura dentro del independentismo, el Gobierno regional ha querido mostrar unidad.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, ha declarado a su Gobierno heredero del 1 de Octubre y se compromete a forzar una negociación con el Estado español para celebrar un referéndum, "sin renunciar a nada" en el camino hacia la independencia.

"Cataluña volverá a votar. El referéndum es la solución inevitable. El pueblo catalán lo sabe y el Estado español lo sabe", ha dicho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente