La incomprensible postura del independentismo sobre Anna Gabriel

·3 min de lectura
La exportavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel. PAU BARRENA/AFP via Getty Images
La exportavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel. PAU BARRENA/AFP via Getty Images

Anna Gabriel, quien fuera líder de la CUP en el Parlament catalán y fugada desde 2018 a Suiza tras ser procesada por su presunta participación en la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de la Generalitat, ha encendido los ánimos del independentismo. Con la diferencia de que, en contra de lo sucedido en otras ocasiones, esta vez el movimiento es en su contra. Aunque cuesta mucho, muchísimo de entender.

El caso es que Gabriel se presentó el pasado 19 de julio ante el Tribunal Supremo para entregarse tras varios años eludiendo la Justicia. La idea era entregarse y poner fin a la clandestinidad. Pero resulta que quedó automáticamente en libertad dado que, aunque está citada para declarar el 14 de septiembre, el magistrado Pablo Llarena alegó que la pena de delito de desobediencia que se le imputó en la causa del ‘procés’ no conlleva aparejadas penas de prisión. Sino una simple multa e inhabilitación para cargo público por dos años.

Es decir, que Gabriel, con libertad de movimiento, podía ser objeto de homenajes por parte del secesionismo. E incluso podía participar en algún que otro mitin político para arengar a los suyos tras tener que hacer las maletas una vez declarada la famosa DUI.

Pero Gabriel no ha sido recibida como una heroína por el independentismo. Al revés.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El colectivo Meridiana Resisteix ha hecho público un comunicado oficial por el que manifiestan su "decepción ante la iniciativa política tomada por Anna Gabriel para encontrar una solución individual a su exilio". "Vaya por delante", apuntan, que "todo el mundo es libre de actuar por sus intereses y más en una situación de vulneración de derechos. Sin embargo, pensamos que la coherencia y la solidaridad, en una causa colectiva como la del 1-O, deben prevalecer siempre".

El texto prosigue y apunta a que "estas iniciativas, lo que generan es legitimar el estado opresor y sus verdugos, desmenuzar la lucha en el exilio y dar una imagen internacional de normalidad democrática en un estado con 4.900 personas represaliadas. Sorprende más en el caso de Anna Gabriel, una referente de la desobediencia y de la lucha antifascista". Y recuerdan que "uno de los tres objetivos de Meridiana Resiste es la libertad de todas las represaliadas y exiliadas a las que hemos dado y daremos siempre todo nuestro apoyo".

  • ¿Pero si Anna Gabriel está ya en libertad, por qué no lo celebran como una victoria desde algunos flancos del independentismo?

  • ¿Por qué no lo emplean para señalar la incongruencia de otras sentencias?

  • ¿Por qué no aprovechan para impulsar su vía independentista remarcando que Gabriel no hizo nada como para que otros hayan tenido que abandonar el país?

Da la impresión de que, tras perder fuelle al secesionismo y ganarlo la Mesa de Diálogo, lo que se busca es tener el mayor número de mártires posible como si fuera el único argumento válido cuando, precisamente la libertad de Gabriel, evidencia que no todos los pasos del independentismo fueron tan ilegales como se pretendió establecer, entre otros, por la operación ilegal de la policía política que dirigía Jorge Fernández Díaz en el Gobierno.

En vídeo | Anna Gabriel, instalada en Suiza ha reclamado justicia durante años

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente