Incierto el futuro del negocio legal de la marihuana en EEUU

PHILIP MARCELO
Foto tomada el 26 de mayo del 2020 del empleado de una tienda de marihuana entregándole un paquete a un cliente en Brookline, Massachusetts. (AP Photo/Steven Senne)

BOSTON (AP) — Las autoridades permitieron la reapertura de los negocios legales de marihuana en Massachusetts tras un cierre de dos semanas, pero con severas restricciones para evitar un repunte de los contagios de coronavirus.

Algunos de esos empresarios temen ahora que el gobierno los volverá a cerrar si repunta la tasa de contagios en Massachusetts, el único estado en el que ese tipo de negocios fue calificado de “no esencial”.

“Es una preocupación real”, manifestó Amanda Rositano, presidenta de la firma New England Treatment Access, que administra dos tiendas de marihuana, tanto recreativa como medicinal.

“Sufrimos un durísimo golpe económico estos dos meses, nuestras ventas cayeron en entre 85% y 90%. De verdad que sobrevivimos a duras penas”, añadió.

Una asociación de tiendas de marihuana demandó sin éxito al gobernador republicano Charlie Baker el mes pasado, argumentando que el orden de cierre era arbitrario en momentos en que las licorerías y las tiendas de marihuana medicinal sí seguían abiertas y eran consideradas “esenciales”.

El despacho de Baker, que no emitió comentarios sobre las inquietudes de los negocios de marihuana, previamente había dicho que las tiendas minoristas de Massachusetts —las únicas abiertas en la Coste Este— podrían atraer clientes de otros estados y provocar el contagio del virus.

En Maine, donde la venta de la marihuana recreativa fue aprobada por referéndum en 2016, las autoridades pensaban abrir las tiendas, pero tuvieron que postergar la fecha indefinidamente debido a la pandemia, afirmó David Heidrich, vocero del Departamento de Ventas de Marihuana del estado.

Tras años de espera, los negocios de marihuana en Maine ahora quizás abrirán en el otoño, estimó Charlie Langston, director gerente de Wellness Connection, que ya tiene cuatro dispensarios de marihuana medicinal y ha solicitado licencia para una tienda de marihuana recreativa.

“Aquí en Maine estamos acostumbrados a la incertidumbre cuando se trata de la venta de marihuana”, expresó Langston. “Es un poco irónico. Después de tantos avances el año pasado, estamos sumidos otra vez en la incertidumbre”, añadió.

En los estados donde las tiendas de marihuana han seguido abiertas durante la pandemia, la coyuntura de salud ha dado resultados mixtos, indicó Morgan Fox, vocero de la Asociación Nacional de Comerciantes de Cannabis, con sede en Washington, D.C.

Los comercios registraron un aumento pronunciado de las ventas a inicios de la crisis en marzo, cuando mucha gente se abocó a comprar suministros para almacenar y luego el 20 de abril, una fecha que los consumidores del estupefaciente consideran un feriado.