Incertidumbre en Italia por la crisis política y la recesión

·2 min de lectura
Giuseppe Conte habla durante una rueda de prensa el 27 de febrero de 2020 en la ciudad italiana de Nápoles

La incertidumbre reinaba este martes en Italia por las tensiones durante las negociaciones para formar un nuevo gobierno tras la renuncia del primer ministro Giuseppe Conte, mientras la economía se desploma por la recesión.

El presidente de la Cámara de Diputados, Roberto Fico, deberá informar este martes al presidente de la República, Sergio Mattarella, sobre las difíciles negociaciones, marcadas por el cruce de vetos, para recomponer la mayoría parlamentaria que sostenía a Conte.

El resultado de tres días de consultas aún no se conoce, cuando se vence este martes el plazo dado por Mattarella, el único que por Constitución designa al primer ministro, para encontrar una solución a la crisis.

Conte se vio obligado a dimitir el martes pasado después de que el ex primer ministro Matteo Renzi retirara el apoyo de su pequeño partido, Italia Viva (IV), que no llega al 3% de las intenciones de voto, pero que resulta imprescindible para contar con una mayoría sólida en el Parlamento.

Las dos mayores fuerzas de la coalición, el Partido Democrático (PD, centro-izquierda) y el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema hasta que llegó al poder en 2018), apoyan a Conte, quien goza de una alta popularidad por su gestión de la pandemia.

Pese a ello, Renzi, primer ministro de 2014 a 2016, ha puesto en cuestión su mandato, enviando señales contradictorias que deleitan a los politólogos, pero que a su vez indignan a buena parte de la opinión pública debido a la emergencia sanitaria por la pandemia y a la crisis económica que atraviesa el país.

La prensa asegura que Renzi ha lanzado una verdadera guerra interna en pos de ministerios y puestos claves de manera de participar en el gigantesco plan de reconstrucción con los fondos de la Unión Europeo.

"Hay una guerra de nombres: el gobierno de Conte pende de un hilo", resumió este martes el diario La Stampa.

"Se están por acordar, pero Italia Viva pide ministerios importantes", subrayó el principal diario, Il Corriere della Sera.

El covid-19 provocó además el desplome de la economía italiana con una caída del Producto Interno Bruto de un 8,9% en 2020, según las estimaciones oficiales publicadas este martes.

La tercera economía de la zona euro registró una de las peores caídas del PIB, detrás de España, cuya economía cayó de un 11% en 2020.

"Cada hora, 50 personas pierden su trabajo" en Italia, recordó el diario La Stampa.

Para reactivar la maltrecha economía, el gobierno cuenta con un plan de más de 200.000 millones de euros (240.000 millones de dólares) financiado por la Unión Europea, pero la crisis política arroja dudas sobre la capacidad para implementarlo.

bur-kv/mb